¿Qué hace falta para reconocer la asexualidad como orientación sexual?

El caso es que, después de la heterosexualidad, homosexualidad y bisexualidad, la asexualidad es la cuarta orientación, y ha de ser reconocida como tal.

POR: Joaquín Gasca

Tal vez Sherlock Holmes, que consideraba el sexo como un mero trámite social, estuviese de acuerdo en llamar a las cosas por su nombre. El caso es que después de la heterosexualidad, homosexualidad y bisexualidad, existe un limbo terminológico para las personas que no experimentan el deseo carnal y que aman sin la necesidad de la atracción. Sí, la asexualidad es la cuarta orientación y tendría que ser reconocida como tal.

Según el estudio liderado por el sexólogo Anthony F. Bogaerten en 2004, el 1% de la población –lo que equivaldría a unos 70 millones de personas– experimentan la asexualidad a lo largo y ancho del planeta. El origen de este censo está en el Reino Unido de los 90, cuando se llevó a cabo una investigación ante la necesidad de informar sobre la pandemia del sida.

Y fue un avance identificarlo, porque hace menos de un siglo la famosa Escala del biólogo Alfred Kinsey añadía la asexualidad como un grado adicional y la bautizaba con una X, explicando sin profundidad el nulo interés de contactos con personas de cualquier sexo. Así pues, no es tanto que haya incrementado, simplemente que ahora es más visible.

De hecho, la heterogeneidad del glosario debe servir para no encasillar al asexual. Muchos de ellos mantienen relaciones y no solo con el objetivo de dar placer a su pareja. Igual que con las otras 3 orientaciones, un asexual puede tener únicamente interés romántico (alorromántico), experimentar atracción solo si hay un lazo emocional (demisexual) o llegar a sentir deseo esporádico (grisexual) disfrutando a pleno rendimiento.

No obstante, la falta de referentes es uno de los problemas con el que se enfrentan los jóvenes. Más allá de Asexualidad ¿Se puede vivir sin sexo?, el libro de Javier León, Internet es el lugar donde la incomprensión ha encontrado refugio. AVEN (The Asexual Visibility and Education Network) es la comunidad online donde no caben los prejuicios. Aquellos que buscan respuestas a sus dudas tienen aquí un oasis donde sentirse identificados.

En España, ese germen provocó la creación de Asexual Community España, fundada en febrero 2016 con el objetivo de traspasar lo virtual. Organizan quedadas y tratan de hacer entender que la asexualidad no se padece, sino que es una opción como las demás que no debería ser continuamente cuestionada.