5 razones que hacen de ‘Call Me By Your Name’ una joya

La historia de amor gay más emocionante del año la firma Luca Guadagnino. Una película de sensibilidad extrema, protagonizada por Thimotée Chamalet y Armie Hammer, que te deja emocionalmente exhausto/a. Estos son 5 motivos que hacen de 'Call Me By Your Name' una joya.

 

2. La música.

Es un elemento imprescindible en Call Me By Your Name, un personaje más si se quiere. Muy presente durante toda la película, exquisitamente elegida y dispuesta, refleja a la perfección ese cosmopolitismo bucólico que preside la historia. Piezas de Bach, Maurice Ravel, Erik Satie o Ryuichi Sakamoto –en lo momentos de mayor intimidad y/o intensidad– se combinan con hits ochenteros de Bandolero, Giorgio Moroder & Joe Sposito –¿una canción de Flashdance dentro de otra película? ¡Sí!–, F.R. David o The Psychedelic Furs, perfectos para los momentos en que los protagonistas se dejan llevar con naturalidad por lo que sienten en momentos de esparcimiento. 

En ocasiones, la música se corta bruscamente, en otras, los temas suenan durante minutos..., qué bien medido está el tempo por Luca Guadagnino durante toda la película. Y es que se pierde en muchos momentos la noción del tiempo, de igual manera que le sucede a los personajes durante esas vacaciones que marcarán el resto de sus vidas.

¿Qué papel juega un melocotón en el juego sexual de la película? ¿Por qué no son necesarios desnudos frontales para que la pelícua resulte muy sexy? Sigue leyendo

Página 2 de 5

Lo que comentan nuestros seguidores