Almodóvar emociona en Cannes

La última película de Almodóvar fue presentada en Cannes entre ovaciones y felicitaciones al director manchego.

POR: Gonza Gallego

El director manchego presentó ayer en el festival de Cannes su última película. Julieta, que partía desde España con un sabor agridulce, es la quinta oportunidad de Almodóvar para hacerse con la Palma de Oro. La promoción de la película se ha visto empañada por temas totalmente ajenos a la calidad de la cinta, que pese a todo, ha contentado a crítica y público de forma unánime. El nuevo trabajo del director se vendía como una vuelta al Almodóvar más puro, algo que Cannes ha recibido con los brazos abiertos. La extrema sobriedad de este drama mayúsculo y femenino tan típico del cineasta, ha gustado fuera de nuestras fronteras.

Tras la larga jornada de pases, ruedas de prensa, photocalls y entrevistas, llegó la hora de celebrar la buena acogida de la cinta. La fiesta fue un auténtico homenaje al mundo del cineasta manchego. La velada comenzó con el show A las penas, puñalás de La Terremoto de Alcorcón y el actor Jorge Calvo, acompañados por Feldene, travesti que ha acompañado a La Terremoto durante años, y Melón, el guitarrista que acompaña a Jorge en sus actuaciones. Con sus números caldearon el ambiente mientras Jean Paul-Gaultier no paraba de aplaudir y ovacionar a la pareja artística.

Por allí se dejaron ver todo tipo de personajes; desde Rossy de Palma hasta la familia del manchego, pasando por estrellas del cine de la talla del actor Jim Jarmusch, el director László Nemes o el mismísimo Thierry Frémaux, responsable máximo del Festival de Cannes. La noche siguió amenizada por un DJ mientras el elenco de la película se mezclaba entre baile y baile con el resto de invitados. Finalmente, y cerca de las dos de la madrugada, la celebración llegaba a su fin de forma relajada con el cineasta hablando con un reducido grupo de periodistas sobre sus películas, su experiencia en el festival francés y el futuro.

Más noticias de cultura, AQUÍ