Becky G: “No tendría que pedir perdón por cantar algo sexy”

‘Mayores’ se ha convertido en uno de los hits de 2017, y no solo hace bailar, también ha creado debates sobre sexismo –porque una frase fue censurada en sus actuaciones televisivas en nuestro país– y hasta ha sido acusada de incitar a la pedofilia... Mientras, Becky G disfruta de su éxito.

 

Es una de las grandes estrellas del spanglish, lo domina como pocas, tanto en la música como en su día a día. Y es uno de sus grandes encantos. Es curioso que sea cantando en español como Becky G se ha visto catapultada al éxito masivo con su cumbia-pop Mayores, pero a la hora de ser entrevistada le hace feliz la sugerencia de charlar en inglés. Es el ‘síndrome J.Lo’. Sin duda, la Lopez es uno de los referentes máximos de Becky: no olvidemos que grabó hace cuatro años Becky from the Block, su propia versión de Jenny from the Block. Ahora vive un momento muy dulce gracias al impacto mundial de una canción en la que canta “a mí me gustan más grandes, que no me quepa en la boca”, entre otras cosas. La naturalidad con que lo canta y defiende la letra de su canción, pese a quien pese, es otro de sus encantos.

SHANGAY ⇒ ¿Qué pensaste cuando te presentaron la canción Mayores y leíste esa frase en concreto?
BECKY G
⇒ Me encantó. Porque me encantan las letras de canciones que hacen a la gente pararse a pensar, que dan que hablar. “¿Que Becky G canta qué...?” Suelto un par de perlas de doble sentido, y que cada cual piense lo que quiera, porque no estoy diciendo nada malo.

SHANGAY ⇒ Sexy, sí…
BECKY G
⇒ Yeah, y no veo por qué tendría que pedir perdón porque me guste cantar algo sexy. Cuando en programas de televisión [como OT] me han hecho cambiar esa frase en concreto he intentado no agobiarme, y analizarlo después en frío, con perspectiva. Entiendo que haya quien se pueda sentir ofendido, pero también me parece obviamente sexista que a mí se me censure algo que si lo cantara un hombre no sería problema. Vale, como artista prefiero ceder antes que perder oportunidades, pero me alegra que la gente se tomara mal que estas cosas sucedan, porque yo quería ofrecer a mi público algo que no me permitieron darle.


“No veo por qué tendría que pedir perdón porque me guste cantar algo sexy”


SHANGAY ⇒ ¿Qué canciones que te resultan sexys son tus favoritas?
BECKY G
⇒ [Canta] “Escápate conmigo esta noche, bebé. Te quiero comer, te va a encantar”. Esta de Wisin con Ozuna es tan buena... Y en ella no hay doble sentido posible, ¡va directa al grano!

SHANGAY ⇒ Después de un tiempo cantando pop con toques de r’n’b en inglés, ¿qué te parece haber triunfado cuando has apostado por los ritmos latinos y el español?
BECKY G
⇒ Es algo sobre lo que pienso a menudo. Que al principio hiciese música tan urbana era algo que escapaba a mi control. Era muy joven y no era consciente de que mi voz también debía contar a la hora de tomar decisiones. Aunque estoy orgullosa de haber cantado a los quince años una canción como Shower, le debo mucho. A los veintidós he encontrado mi punto sexy, y puedo hablar de muchas más cosas, a los quince solo podía cantar en la ducha, o es lo que se suponía; ahora es distinto [risas]. Ha sido en el español donde he encontrado el vehículo para comunicarme como mujer.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué has priorizado tan tarde el español?
BECKY G
⇒ El inglés es mi primera lengua, la que he utilizado siempre para expresar mis emociones. Mi español es mucho más limitado, es ahora cuando realmente estoy empezando a aprender a usarlo. Pero de toda la vida me ha gustado cantar en español, y siempre he admirado a Jennifer Lopez o a Selena Quintanilla

SHANGAY ⇒ ¿Quisiste mostrar tu admiración hacia J.Lo con Becky from the Block?
BECKY G
⇒ Claro. Era la manera perfecta de rendir homenaje a uno de mis ídolos, y también al lugar de donde vengo. En el vídeo quise mostrar mi barrio, mi colegio, a mi familia... Jennifer tuvo que recordar a la gente, una vez había triunfado, que seguía siendo una chica del Bronx. En mi caso, la canción, que llegó antes que el éxito, suponía una promesa, tanto a los pocos fans que tenía entonces como a mi familia, de que si llegaba a triunfar seguiría siendo la misma.

SHANGAY ⇒ ¿De verdad crees que cumplirás esa promesa?
BECKY G
⇒ Oh, yeah! Mucha gente que me está empezando a conocer ahora se sorprende, porque no soy como piensan. Para empezar, todo el mundo da por hecho que soy rica y que tengo una vida perfecta. Pues no, tengo mis altibajos, como cualquier ser humano, y las cosas realmente bonitas que tengo me las han regalado o mi equipo u otros artistas. Todos esos zapatos y bolsos no significan nada para mí; lo importante es que cada céntimo que he ganado se lo he podido dar a mi familia, para que mis padres tuvieran su propia casa, y mis hermanos una educación mejor. Mi abuela me enseñó a decir [en español] “siempre me siento rica con mi familia”, y así es. Como sé lo que es tener unos orígenes muy humildes, siempre pensaré así, pase lo que pase.

SHANGAY ⇒ Mirando atrás, ¿sientes que cuando empezaste en este mundo fuiste una especie de marioneta?
BECKY G
⇒ No lo diría así... Solo que no tenía control sobre la mayoría de decisiones que se tomaban. Me apunté encantada a esta aventura pero no pensaba que podía dar mi opinión, trabajaba sin más. No me arrepiento de nada, porque todo lo que aprendí me ha permitido llegar hasta aquí.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas estar apostando a la vez por una carrera musical y una en el cine?
BECKY G
⇒ Lo complicado es cuadrar horarios, lo demás es ideal. A raíz de rodar mi primera película, Power Rangers, fue cuando empecé a tomar mayor conciencia de lo que quería hacer. Al pasar mucho tiempo con el equipo y aprender cosas técnicas vi que quería que mis vídeos en español fuesen minipelículas, para que mis fans angloparlantes que no sepan español puedan entender lo que se cuenta en mis últimos vídeos.


“La conexión con mis fans gays es tan fuerte que los considero familia”


SHANGAY ⇒ ¿Cómo viviste interpretar a Trini, un personaje LGTB, en Power Rangers?
BECKY G
⇒ Fue muy interesante. Porque en el guion no se especificaba, pero cuando a mí me dio esa sensación, le pregunté al director si Trini era homosexual, y me respondió que ni ella lo sabía. Partir de ahí fue genial, porque de un modo muy natural tuve que plantear si el personaje tendría miedo a ser o no aceptada, tanto por la sociedad como su familia. Fue bonito dar vida a ese personaje, porque hay muchos jóvenes confundidos que se ven reflejados en Trini y su manera de actuar...

SHANGAY ⇒ ¿Es por cosas así que tienes tantos fans gays?
BECKY G
⇒ Creo que ante todo es porque siempre soy honesta. Ni los inicios de mi carrera han sido muy normales ni yo me considero ‘normal’, y la conexión con mis fans gays es tan fuerte que los considero familia. Cuando me abrazan o me traen regalos, de salsas picantes a rosarios, significa todo para mí.


EL SINGLE MAYORES ESTÁ DISPONIBLE EN PLATAFORMAS DIGITALES.