Bely Basarte: “Está muy bien que en YouTube se pueda dar visibilidad”

Esta experimentada youtuber acaba de lanzar el anticipo del que será su primer álbum, previsto para 2018. ‘No te quiero ver llorar’ no le está dando más que alegrías, y ahora su principal reto es no pasar por una cantautora más.

 

POR: Agustín Gómez Cascales

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo viste la posibilidad de empezar una carrera musical más en serio?
BELY BASARTE
⇒ Una vez terminé la carrera de Administración y Dirección de Empresas, y empecé a subir vídeos a YouTube más regularmente, una vez por semana. Vi que todo iba creciendo, que la gente reaccionaba muy bien. Ahí es cuando vi que si quería dedicarme seriamente a la música tenía que ponerme en serio. Porque jamás pensé en dedicarme a lo que había estudiado [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Por qué entonces estudiaste ADE?
BELY BASARTE
⇒ Mi idea era hacer Física o una ingeniería, aunque en realidad quería dedicarme a la música. Mis padres me dijeron que no, que tenía que estudiar una carrera primero. A los padres les cuesta pensar que quieras ser artista, se creen que por estudiar una carrera te aseguras un futuro... Y no tiene por qué, es un título sin más.

SHANGAY ⇒ ¿Te servirá para algo lo que has estudiado?
BELY BASARTE
⇒ Por ahora, no. Salvo para la declaración de la renta [risas]. Cierto que ir a la universidad me ha aportado una disciplina, saber que tengo que fijarme unos resultados, pero a nivel de conocimientos no me ha aportado mucho. Apenas tengo relación con un par de personas de todas las que conocí en la carrera, eran muy distintos a mí, y pasaba allí el menor tiempo posible. Algún mus me eché..., pero prefería componer y dar conciertillos. De vez en cuando se me acercaba alguien que me decía “he visto tus vídeos en YouTube y me han gustado mucho”. Y les contestaba “¡no lo digas muy alto!”.

 

SHANGAY ⇒ ¿Te daba vergüenza?
BELY BASARTE
⇒ Me daba más en el instituto. Entonces los subía en plan anónimo. En el instituto te dan por todos lados, y bastante tenía con que se metiesen conmigo porque sí, no quería acomplejarme por mi pasión. Me sentía distinta; iba a un colegio de monjas, la gente escuchaba El canto del loco, y si yo escuchaba Blink 182 ya era ‘la emo’. Y eso que iba monísima de la muerte, con mis perlas...


“En el instituto me sentía distinta. Bastante tenía con que se metiesen conmigo porque sí, no quería acomplejarme por mi pasión por la música”


SHANGAY ⇒ ¿Qué artista es imprescindible para ti en todo momento?
BELY BASARTE
Amy Winehouse, me llena, y sufrió tanto... Cuando estoy triste, me encanta recrearme con su música... ¿No parezco torturada? Un poco sí lo soy.

SHANGAY ⇒ ¿Te inspiró alguien en concreto a empezar a compartir tu música?
BELY BASARTE
Mia Rose, que subía sus covers a YouTube. Ahora los ves y dices, qué cosa más cutre, parece un karaoke. Pero entonces decía “yo también quiero”.

SHANGAY ⇒ Y tu primer vídeo fue versionando a Céline Dion...
BELY BASARTE
⇒ ¡Porque sabía que eso nadie de mi clase lo iba a buscar! Me lo curré que no veas, grabado con la webcam del portátil, con subtítulos en español... Era una versión de Dance With My Father, que me parece muy curiosa.

SHANGAY ⇒ ¿Te gustaría, cuando tengas una carrera establecida, verte como una gran señora de la canción como ella?
BELY BASARTE
⇒ [Risas] Me encantaría ser una señora y seguir haciendo música. Pero no soy de cerrarme a posibilidades, no es que quiera lograr algo concreto, porque con las expectativas llegan las decepciones. Prefiero apuntar alto y que el camino se vaya haciendo solo.

SHANGAY ⇒ Pero tus expectativas eran nulas cuando empezaste en YouTube, ¿no?
BELY BASARTE
⇒ Sí. No sé bien por qué empecé a subir vídeos..., veía a otras chicas compartir música y yo también quería. Era 2006, y era una locura poder subir algo desde tu casa y que lo pudiera ver alguien en la otra punta del mundo. En el fondo sí tenía la esperanza de que alguien viese los vídeos y me echase una mano con mi carrera. Al final, quien ha sacado adelante mi carrera he sido yo misma.

SHANGAY ⇒ ¿Sientes realmente todo el rato ese positivismo que vendes en tus vídeos?
BELY BASARTE
⇒ Me considero bastante optimista. Aunque me encanta componer en los momentos en que más triste me siento, me gusta transmitir algo positivo, porque a nadie le viene mal recibir una sonrisa. Y estar feliz me sale solo.


“El cuerpo es como un lienzo que decoro con lo que me gusta, no tiene que ver con mi música. Y no me gustan los prejuicios”


SHANGAY ⇒ ¿Te has hecho adicta a tus vídeos semanales?
BELY BASARTE
⇒ He tenido épocas de no poder despegarme del móvil en cuanto los subía, sí, para ver los comentarios que me hacían. Es porque siento un compromiso muy fuerte con mis vídeos y la gente que los está esperando. No puedo fallarles.

SHANGAY ⇒ ¿Te has arrepentido de alguno?
BELY BASARTE
⇒ Sí, de hecho tengo unos cien ocultos. En cuanto pasan un par de meses, muchos ya no me gustan. Ahora me pasa menos porque he aprendido mucho de producción. Pero muchos de los primeros los tengo guardados, quiero que mi canal se parezca más a lo que me gusta ahora.

SHANGAY ⇒ La dulzura que transmites contratas con tus tatuajes y tu séptum...
BELY BASARTE
⇒ Los llevo porque me gustan. Sé que es un contraste fuerte, pero me da igual, no me gustan los prejuicios. El cuerpo es como un lienzo que decoro con lo que me gusta, y no tiene nada que ver con la música que hago. El primer tattoo que me hice fue el de mi guitarra, en cuanto cumplí dieciocho, y después alguno a escondidas de mis padres. Nunca he querido hacerles sufrir.


¿Cuál es su compromiso con la visibilidad LGTB? ¿Cómo recuerda la experiencia de La Bella y La Bestia? ¿Con qué artistas femeninas ha trabajado para su próximo álbum? Sigue leyendo

Página 1 de 2