Capaz de detectar el VIH en el periodo ventana

Un nuevo sistema implantado en el centro comunitario de Bcn Checkpoint es capaz de detectar el virus del VIH en el periodo ventana, pocos días después del contagio. 

POR: Kike Gómez

Este nuevo sistema de detección precoz del VIH ha sido implantado en el Centro Comunitario de Barcelona Bcn Checkpoint. El centro, dirigido por Ferran Pujol, se centra en la lucha contra el VIH/SIDA y su último logro tiene que ver con la detección precoz del VIH en hombres que tienen sexo con otros hombres.

Se trata de un gran paso para el tratamiento del VIH y poder frenar nuevos contagios. La detección precoz del VIH es fundamental, no solo porque un tratamiento al comienzo de la infección resulta más efectivo y con mayor adherencia (eficacia de la medicación), sino porque además se evitan nuevas infecciones a otras personas. La mayor parte de los infectados de VIH cuyo tratamiento es eficaz y tiene una buena adherencia –algo que se asegura en los casos detectados precozmente– suelen poseer un carga viral indetectable: una cantidad de virus latente que prácticamente no puede transmitirse a terceros.

Por eso resulta fundamental detectar cuanto antes la infección, tratarla y reducir el riesgo de transmisión. Un hecho que hasta ahora tenía un enemigo, el llamado periodo ventana: un tiempo de 3 a 6 meses en el que el virus que acaba de entrar al organismo, pero que resulta indetectable para los test. Hasta ahora.

La organización ha iniciado un estudio para validar un nuevo sistema de detección de carga viral que permite diagnosticar infecciones de VIH muy recientes, indetectables a través del test ordinario, que se basa en la detección de anticuerpos en vez de en el virus en sí. La no presencia de anticuerpos, que se desarrollan a los meses de la infección, daba lugar a este llamado periodo ventana.

El sistema, que comenzó a aplicarse hace unos meses, ya ha probado en tres ocasiones que esta prueba de detección precoz es eficaz en casos que resultaron negativos en el primer análisis.

El nuevo sistema consite en un test de ADN. Se lleva a cabo a través de análisis moleculares por una reacción en la cadena de la polimerasa (PCR en sus siglas en inglés), un mecanismo que copia y amplifica un fragmento del ADN para detectar el virus. Basta una gota de sangre para que la máquina resuelva en poco más de una hora, si el paciente está infectado o no. Además el proceso está totalmente automatizado, por lo que se estudia que se podría prescindir de personal sanitario. El centro solo tiene que disponer de un pequeño laboratorio para realizar esta prueba, es decir, se podrían habilitar maquinas en el hospital de detección precoz y tests rápidos, lo que garantizaría la intimidad y anonimato de los pacientes, algo que invita a la población a hacerse más a menudo las pruebas.

“La detección de este tipo de infecciones permite una rápida derivación de la persona diagnosticada, que tendrá la posibilidad de acceder a tratamiento en el mismo momento y esto conllevará una rápida disminución de su carga viral. Por tanto, el VIH tendrá un impacto mucho menor en su salud y su sistema inmunitario podrá recuperarse totalmente. Además, rompe la cadena de transmisión de nuevas infecciones que en esta fase el virus se replica a niveles muy elevados”, asegura Michael Meulbroek, presidente de Projecte dels NOMS-Hispanosida, organización a la que pertenece Bcn Checkpoint.

“Este sistema también existe en otros países, pero nosotros somos pioneros en España en validar su uso en centros comunitarios y en grupos de población de alto riesgo”, señala Ferran Pujol, director del centro Bcn Checkpoint .

Bcn Checkpoint ya ha realizado 314 pruebas de detección de carga viral en el primer trimestre del estudio y ha diagnosticado tres infecciones agudas contraídas muy recientemente (10-20 días). 

Más sobre VIH, PINCHA AQUÍ