Carlos Librado: “Entiendo que los futbolistas no salgan del armario”

Desde que colgó sus botas de futbolista no ha parado de crecer como actor. Carlos Librado, ‘Nene’, compagina con éxito teatro, televisión y cine. Defensor de un humor sin censura, nos desnuda su compromiso contra la homofobia.


CAMISETA: AUSSIEBUM
JEANS: NUDIE JEANS

En su idilio con la ficción televisiva ha interpretado un personaje gay durante un par de capítulos de B&B (Telecinco). “Julián era un personaje que no necesitaba exteriorizar su opción sexual en su día a día. No era lo principal”. Así que ese fugaz episódico no le sirvió para tocar el corazoncito del público LGTB. “Creo que he tenido fans gays desde que salí en un programa de mediodía con Ana Simón y Florentino Fernández que se llamaba Así nos va, en La Sexta. No sé si antes los tenía, pero a partir de ese programa sí que me llegaron más sus reacciones. Sé que hay por ahí algún blog con fotos mías del programa en bañador...” Se ríe al recordar un post que rezaba “Si te gustó el Piquetón, aquí tienes el Nenetón”... “Tengo muchos mensajes en Instagram en ese sentido, y contesto a todo el mundo”. Sin embargo, parece que los gays no son tan lanzados por privado.“Me escriben más mujeres en ese plan”.


“El boicot no funcionó porque vamos a hacer la segunda y la tercera”



CAMISETA: ES COLLECTION

Aunque el humor sigue siendo su seña de identidad ­–acaba de estrenar su nuevo show, ¡BOOOM!, en la Chocita del Loro (Madrid)–, parte del público le ha descubierto gracias  a su debut cinematográfico como el doctor Jonan Etxaide en El guardián invisible, un thriller dirigido por Fernando González Molina (Palmeras en la nieve) donde ha podido lucirse con un registro radicalmente diferente. “Fue un cambio fácil. Estoy tan acostumbrado a hacer comedia que me encanta mostrarme serio, me encanta sufrir”. Sin embargo, formar parte de una película basada en el primer libro de la Trilogía de Baztán de Dolores Redondo, un best-seller con tantos fieles seguidores detrás, también le supuso un reto. “Son nervios, miedo responsabilidad... Pero en cuanto pasaron dos días de rodaje, me hicieron sentir como uno más”. Se refiere al propio Fernando y a sus compañeros de reparto Marta Etura, Francesc Orella, Pedro Casablanc... “Coincidir con ellos fue como para un niño el primer día en un parque de atracciones”. Además, el estreno de El guardián invisible vino acompañado de polémica por las declaraciones de una de las actrices de la cinta, Miren Gaztañaga. Sus palabras en un programa de la televisión vasca fueron entendidas como antiespañolistas por algunos, y motivo para articular un boicot a través de las redes sociales. “Realmente, no afectó a la película, porque en taquilla funcionó muy bien, y vamos a hacer la segunda y la tercera. No entré en la polémica porque era dar pábulo a gente en redes sociales que no conozco de nada, seguro que a muchos de ellos ni los saludaría por la calle. ¿Para qué perder tiempo en contestarles?”. Consciente de lo difícil que es engarzar una película con otra en una profesión con tanto paro, se muestra feliz de continuar la Trilogía de Baztán y se lamenta con ironía. “Hasta septiembre del próximo año estoy sin vacaciones, y yo encantado...”.


Carlos Librado habla de su nuevo proyecto con Jose Coronado y de sus trucos de belleza, pasa página

Página 2 de 5