Condena de 2 años por negarse a escolarizar al hijo de una pareja gay

Tras cinco años de lucha por parte de una pareja gay, la directora de admisión de un colegio privado y laico de Sevilla ha sido condenada a dos años de inhabilitación por no querer escolarizar a su hijo.


Foto: GARCÍA CORDERO

La directora de admisiones del colegio privado Yago School, en Castilleja de la Cuesta (Sevilla), ha sido condenada con 2 años de inhabilitación por negarse a escolarizar al hijo de dos padres gays.

Ricardo Lucas e Iván Vallejo, padres del pequeño, se pusieron en contacto en 2011 con el colegio por su ideología laica. Tras un primer correo en el que se identificaron como familia homoparental, recibieron la negativa de la directora de admisiones, Maravillas Resa Rodríguez, que alegaba que no había plazas en el colegio. En el año 2012, continuó el intercambio de correos, pero los padres del menor se volvieron a encontrar con la misma respuesta por parte de la responsable de admisiones. Sin embargo, en el informe de inspección llevado a cabo por la Consejería de Educación, se demostró que sí había plazas.

El informe señala que “en el proceso de escolarización en infantil de tres años, el menor de la familia Lucas Vallejo no ha tenido igualdad de trato”. Basándose en este informe y los correos intercambiados entre los padres y la directora de admisión, el Juzgado de lo Penal 3 de Sevilla ha concluido que “Maravillas Resa Rodríguez había decidido no admitir al menor de edad, dada la condición homoparental de sus padres”

Además, la sentencia se apoya en otro momento vivido por la pareja en el intento de escolarizar a su hijo. Iván Vallejo, que no se había identificado en los correos en los que se identificaban como familia homoparental enviados por su pareja, decidió llamar al colegio y pedir una cita. “Únicamente consta que obtuvieron la posibilidad de realizar su entrevista con Maravillas Resa cuando dicha entrevista se solicitó por el otro denunciante, esto es, en la única ocasión en la que (...) no se presentó directamente como marido de Ricardo Lucas”, señala la sentencia. Resa ha sido condenada por un delito de discriminación a dos años de inhabilitación para la administración o dirección de centros educativos. Sin embargo, la sentencia aún puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.


Foto: GARCÍA CORDERO

La actitud de los padres ante esta situación es de aplaudir, ya que como señala Yolanda Hervás, su abogada durante el principio del caso hace cinco años, “este tipo de casos se suelen dejar pasar”. Ricardo e Iván, padres de tres hijos apuntan: “Somos muy felices y el único problema que tienen nuestros hijos son los comportamientos homófobos que lamentablemente siguen dándose en nuestra sociedad, como lo sucedido en ese colegio”. Esperan que con esta sentencia se ayude a terminar con las discriminaciones homófobas que siguen tan presentes en nuestro país.

Otras noticias LGTB, AQUÍ