Dan Nicoletta: “Hay que transmitir positividad con nuestro activismo”

El fotógrafo gay Dan Nicoletta ha documentado a lo largo de varias décadas momentos clave de la lucha de la comunidad LGTB en San Francisco. En el WorldPride mostró por primera vez sus fotos en Europa, y conocimos a este artista que tanto ha hecho por la memoria del colectivo.

 

Hay historias que merece la pena contarlas. Y que se agradece que estén bien documentadas. La del activista gay Harvey Milk la conocemos perfectamente, y en parte la recordamos con detalle gracias al trabajo del fotógrafo Dan Nicoletta, de 63 años. En los años 70 se convirtió no solo en el fotógrafo oficial del político que tanto hizo por los derechos LGTB en Estados Unidos, también en un gran observador y retratista de los avances del colectivo, principalmente en San Francisco. Durante el WorldPride presentó una selección de su trabajo en Madrid, invitado por Levi’s, marca a la que le une una estrecha relación.

Nicoletta iba para cineasta, aunque la fotografía era su otra gran pasión. Cuando llegó a San Francisco en 1975 decidió centrarse en documentar con su cámara de fotos la vida de la comunidad gay, cuyo epicentro estaba en Castro Street. “Escuchar a la activista Anita Bryant fue lo que me inspiró a hacerlo. Ella nos hizo ver a muchos artistas jóvenes que teníamos que luchar por demostrar al mundo que no vivíamos en un gueto, y que debíamos utilizar nuestros intereses para contribuir a cambiar el mundo”. Estaba en el lugar justo en el momento adecuado, y ya no se puede imaginar su vida de otra manera. “Conocer a Harvey Milk y a su pareja, Scott Smith, fue determinante. Empecé a ir a su tienda de fotografía a revelar mis carretes, y enseguida nos hicimos amigos. Muchos íbamos allí a pasar un rato con ellos: a hablar de política o simplemente a jugar con su perro, ellos fueron los primeros en hacernos sentir que formábamos parte de una comunidad”. Nicoletta sintió enseguida que Milk era alguien muy especial. “No solo era único a la hora de sentir que formabas parte de una comunidad, también sabía cómo estimular tu imaginación y convencerte de que siempre tenía la razón y que debías hacerle caso cuando hablaba. Era imbatible”.

En su momento, Dan no se dio cuenta de que Milk y su pareja le habían escogido como vehículo para comunicar lo que estaban haciendo. El caso es que fue documentando todos los pasos del legendario político y activista, tristemente asesinado en 1978. “Lo mismo me invitaba a cubrir sesiones en el ayuntamiento que a retratarle cuando posaba haciendo payasadas, del modo más informal posible”. Y todas esas fotografías se han convertido en parte importantísima de su legado. La emoción le embarga, hasta el punto de no poder hablar, cuando recuerda lo que supuso su muerte. “Fue algo muy intenso....”, y durante un minuto largo guarda silencio. “Hasta el punto de que no fui capaz de llorar su muerte hasta mucho después, cuando participé en el rodaje de Mi nombre es Harvey Milk [Gus van Sant, 2008]. Nicoletta fue uno de los varios asesores de la película que habían vivido lo que se contaba en ella. “Cuando vi las primeras imágenes de la película ya terminada, en casa, en la pantalla de mi ordenador, me vinieron todos los recuerdos a la memoria, y empecé a llorar sin control, completamente roto. Me di cuenta de que había guardado toda esa pena dentro durante casi cuarenta años”.


“Sigo escuchando en mi interior la voz de Harvey Milk, aconsejándome siempre”


No solo retrató los entresijos del activismo político LGTB, con Harvey Milk como figura central; también quiso mostrar los momentos de felicidad y celebración de muchas personas LGTB anónimas, algo que ha hecho a lo largo de las décadas. “Harvey me enseñó que no debía quedarme solo con la turbiedad asociada a la política, que estaba bien que encontrara una manera de divertirme con mi trabajo, porque era importante transmitir también esa positividad con mis fotos, que es otra manera de hacer activismo”. Todo ese trabajo lo ha recogido en el recién publicado libro LGTB. San Francisco, una selección de su obra más representativa, documento impagable de un momento clave en la historia de la lucha por los derechos LGTB, en donde muestra todas las vertientes de su obra, siempre con Harvey Milk como gran inspiración. “En todo lo que hago, sigo escuchando en mi interior su voz, aconsejándome siempre”, confiesa.

Dan Nicoletta comenzó a colaborar con Levi’s en 1996, y está muy orgulloso de ver la implicación de la marca con el colectivo LGTB. “Cuando crearon una asociación para sus empleados LGTB dieron un paso pionero hacia la implicación de las grandes empresas con nuestra lucha a nivel mundial. Cuando contactaron conmigo por primera vez para ofrecerme que hiciera una exposición durante el Orgullo de San Francisco me sentí muy honrado por su apoyo”, explica. “Gracias a esa oportunidad, la prensa empezó a fijarse en mi trabajo”. Por eso le está tan agradecido a la marca, que además le trajo a Madrid hace unas semanas para mostrar parte de su obra por primera vez en Europa. “Sé que hay gente que no entiende que grandes firmas así se involucren en nuestra lucha, pero yo lo veo muy positivo. Hay que recordar que hubo un tiempo, no tan lejano, en que soñábamos con ese respaldo, y era impensable. Tenerlo ahora es muy importante, necesitamos aliados así de fuertes”.


“Que grandes firmas se involucren en nuestra lucha lo veo muy positivo”


Hace tres años se mudó a Oregón para vivir con su pareja, con el que hasta entonces había mantenido una relación a distancia, y sentía que había llegado el momento de buscar nuevos objetivos, tanto artísticos como profesionales. “Han sido cuatro décadas viviendo en San Francisco que no cambiaría por nada..., pero necesitaba empezar un nuevo capítulo”. Ahora, con la distancia, reflexiona sobre por qué cree que San Francisco se convirtió en un paraíso gay, espíritu que ha mantenido hasta hoy. “Siempre fue un punto de encuentro para gente muy motivada con ganas de arriesgar, desde los tiempos de ‘la quimera del oro’. Y allí encontramos mucha gente gay el lugar ideal para unirnos y luchar por lo que nos motivaba”. Confía en que siempre sea así. “Ahora es evidente que el próximo objetivo es que las comunidades transexual e intersexual logren que sus derechos sean respetados como deben. Es algo que está llegando, así que todo el mundo atento”.


MÁS INFORMACIÓN EN DANNYNICOLETTA.COM