Diego Garrido: “Representar una relación homosexual es hermoso”

El joven actor Diego Garrido debuta en una gran producción teatral interpretando a Nerón en el Séneca de Antonio Gala, en el CDN. una joya con la metáfora de la corrupción política como trasfondo recuperada con acierto teniendo en cuenta los tiempos que corren.

POR: Joaquín Gasca

FOTO miguelangelfernandezphoto.com

 

Quédense con su cara, porque el irreverente Diego Garrido ha irrumpido en una gran producción teatral con ganas de comerse el escenario. El madrileño representa a Nerón en Séneca, de Antonio Gala, que el dramaturgo y poeta nos regaló hace más de tres décadas, y que recupera todo su esplendor en el Centro Dramático Nacional, con una buena dosis de homoerotismo y sin ningún tipo de prejuicio. Garrido nos explica la evolución de su personaje, por qué resulta tan vigente el texto –en lo que a su lectura política se refiere– y cómo ha afrontado este reto rodeado de compañeros como Antonio Valero, Ignasi Vidal o Eva Rufo.

SHANGAY ⇒ ¿Qué es lo más interesante de Séneca y por qué recomiendas acercarse al Teatro Valle-Inclán a verla?
DIEGO GARRIDO ⇒ Lo más interesante de la obra es cómo se muestra el abuso de poder por parte de los ya establecidos en él, y lo sibilino que se puede llegar a ser para corromper al que llega nuevo, algo que también pasa en la actualidad. Es lo bonito y lo triste, ya que Nerón acaba igual o peor que ellos... Cuesta ver fuerzas nuevas emergentes, hacer las cosas de manera diferente, te tienes que adaptar a cómo se supone que tienen que estar hechas.

SHANGAY ⇒ Sin duda, este hecho que comentas hace que la obra tenga una vigencia absoluta en España...
DIEGO GARRIDO ⇒ Así es. Se puede leer desde la vigencia porque Séneca habla de política y sociedad, y además el Imperio se puede comparar a cualquier tipo de institución pública. Se trata de una gran metáfora del sistema, tan politizado como corrupto.

SHANGAY ⇒ Pese a que la obra se centra en la agonía de un anciano Séneca, el personaje de Nerón es el que sufre una mayor evolución...
DIEGO GARRIDO ⇒ Por cuestión de edad, es el que más evoluciona, sí. Empieza siendo un niño, crece hacia el gobernante con ideales y valores que pretende modificar la sociedad, pero acaba como emperador emborrachado de poder, un corrupto que acepta el sistema que pretendía cambiar y un asesino sin escrúpulos.


“Séneca trata una gran metáfora del sistema, tan politizado como corrupto”


SHANGAY ⇒ Es tu primera gran producción, junto a actores con gran experiencia. ¿Sientes la presión del debutante?
DIEGO GARRIDO ⇒ Al principio me daba todo mucho miedo, trabajo con actores buenísimos que ponen el listón muy alto en escena. Es mi papel más complicado hasta la fecha, pero lo cierto es que la magia que tienen mis compañeros me hace sentir muy cómodo y tranquilo. Son gente maravillosa, generan muy buen rollo y me ayudan a crecer como actor, a querer hacerlo cada día mejor para llegar a estar a la altura de estas bestias.

SHANGAY ⇒ Otro aliciente de la obra es su erotismo, y uno de los momentos más estéticos lo provoca la relación homosexual explícita de Nerón. ¿Cómo encaja en la trama?
DIEGO GARRIDO ⇒ Representa la pureza del personaje y la normalidad de lo que debería ser cualquier sexualidad, sin escándalos de ningún tipo. Me parece muy bonito que Antonio Gala visualice a Nerón como alguien que era lo que le daba la gana sin problemas de rol de género. ¡Y bisexual! Porque vive un romance con un amigo, se enamora de una mujer y luego acaba con otra.

SHANGAY ⇒ El hecho de estar desnudo en el escenario, ¿te genera algún tipo de pudor?
DIEGO GARRIDO ⇒ Si fuera gratuito y no le viera el sentido, directamente no lo haría, pero no tiene nada que ver con el pudor. Solo antes de ensayarlo me daba algo de vergüenza al pensarlo, después nada. Es un cuerpo desnudo, no hay de qué avergonzarse. Para mí estar desnudo en el escenario y representar una relación homosexual es hermoso, y en ningún momento me ha generado ningún conflicto.

SHANGAY ⇒ Curioso, hace dos mil años no se señalaba a nadie con el dedo por su sexualidad, y ahora...
DIEGO GARRIDO ⇒ Fíjate que hablamos del siglo I d.C., y en esa época la libertad sexual era mucho mayor que ahora. Había mucha menos inhibición a la hora de vivirla y verbalizarla.

SHANGAY ⇒ Ya que andamos mezclando política con actualidad dentro del mundo del teatro, ¿qué te parece la bajada del IVA cultural en los espectáculos?
DIEGO GARRIDO ⇒ Me parece maravilloso, espero que esto haga que bajen los precios un pelín y la gente pueda ir más al teatro. Pero también espero que se mantenga y no sea una estrategia política oportunista, sino basada en la reflexión al ver que era excesivo.

SHANGAY ⇒ Un deseo para el futuro: ¿Te gustaría probar en cine y televisión después de hacer tanto teatro?
DIEGO GARRIDO ⇒ Yo quiero Netflix (risas). Me gusta todo lo que hacen… En España me gusta trabajar con directores novele Y también quiero hacer más cine y televisión. He hecho mucho teatro durante toda mi vida y me apetece explorar el lenguaje audiovisual, que es muy diferente.


LA OBRA SÉNECA SE REPRESENTA EN EL TEATRO VALLE-INCLÁN (C/VALENCIA, 1) DEL CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL HASTA EL 14 DE MAYO.