El novio no independentista del político Santi Vila marcó su decisión

El político catalán asegura que su novio, Javier Luque, que no es independentista, es el causante de que se apeara del proyecto antes de la DUI, pues su critero “pesa mucho”.


Loc publica hoy que Santi Vila asegura que su novio ha condicionado su vida política.

 

Qué duda cabe de que la vida política, económica y social de España ha estado marcada en los últimos meses por el proceso independentista de Cataluña. El político Santi Vila es uno de sus protagonistas. Abiertamente gay, está divorciado de su marido (el chef Rafael Vertamatti) y actualmente tiene un novio, Javier Luque, que hoy ha entrado en la vida pública. Ha sido el propio Vila quien ha declarado a Loc que su novio ha sido el causante de que desistiera “voluntariamente de proseguir con el proceso soberanista”, que son las palabras con las que la juez Lamela definió la actitud del conseller.

Vila ha contado que el criterio de su novio “pesó mucho” para que dimitiera de su cargo un día antes de la declaración de la independencia: “Javier ha llorado mucho por este asunto y le ha pedido muchas veces que lo deje por el temor a que le metan en la cárcel y a que se pueda arruinar su vida. Él no es independentista, tiene una vida tranquila y no le gustan estas cosas. Además tienen planes futuros como pareja y si Santi entrase en prisión condenado por los delitos de rebelión y sedición que conllevan muchos años de cárcel sería muy complicado materializarlos”. Son palabras de un amigo cercano a la pareja, del reportaje que publica hoy, sábado 4 de noviembre el citado suplemento de El Mundo.

Un apoyo público en las redes sociales, sigue leyendo

Página 1 de 2