El pene: ¿ese gran desconocido?

Creemos que sabemos mucho sobre el pene, pero nada más lejos de la realidad. Te presentamos cuatro aspectos curiosos sobre este órgano sexual que probablemente desconocías.

POR: Pablo Mangas

Mucho se habla sobre lo desconocido que resulta para la sociedad el clítoris femenino, pero la verdad es que, a pesar de que el pene sea el órgano sexual sobre el que más se habla, ciertos aspectos sobre él resultan desconocidos actualmente para la mayoría de las personas.

La marca sueca de juguetería erótica de lujo LELO pone el pene sobre la mesa y contradice algunas creencias generalizadas sobre él. Por ejemplo, ¿sabías que uno de los mayores miedos de los hombres es sufrir un traumatismo en el pene? Aunque no es algo común, sí puede suceder; se estima que a uno de cada cien mil hombres, y la recuperación asciende a un 92%, así que tranquilos.

Veamos estas cuatro curiosidades sobre el pene que seguro no te dejarán indiferente:

- El pene no es un músculo.

Sí que es cierto que en su anatomía intervienen músculos encargados de procesos como la erección o la eyaculación, pero esto no le confiere la característica de músculo por sí mismo. Se trata más bien de un órgano en cuya anatomía existen tanto músculos como arterias, venas, tejidos, etc. Si se tratase de un músculo, los gimnasios estarían repletos de personas haciendo ejercicios para el pene.

- El tamaño del pene.

Al igual que ocurre con el clítoris, buena parte del pene se encuentra en la parte interna del cuerpo y no resulta visible. Se estima que alrededor de la mitad del pene se encuentra dentro del cuerpo, comenzando en la zona más cercana a la próstata.

- El pene y su cuota de autónomo.

La Ciencia confirma que el pene piensa a veces por sí mismo. ¿Nunca has sentido una erección en una situación poco propicia para ello? Además, durante las horas de sueño también es probable que este órgano funcione sin nuestro control directo.

- Efectivamente, el pene también puede partirse.

Aunque se ha dicho que sucede en muy contadas ocasiones, es cierto que si se realizan prácticas sexuales o masturbaciones bastante agresivas puede llegar a romperse... incluso aunque en su anatomía no existan huesos.

Es importante que nos conozcamos bien, y ahora ya sabemos un poco más sobre nuestro pene. Y tú, ¿conocías todas estas curiosidades?


Más noticias sexys, AQUÍ