Escándalo y homofobia en Nápoles: “Ni gays, ni mascotas”

Una casa de huéspedes en Nápoles rechaza a una pareja gay con un mensaje educadamente homófobo: “Disculpad por parecer un hombre de las cavernas, pero no aceptamos gays”.

POR: Edurne Toribio

Al norte de Portugal, en la localidad costera de Afife, cerca de Viana do Castelo, se encuentra Casa D’Joao Enes. Un encantador hotel rural ideal para pasar unos días de relax.

Pero cuidado, a la hora de realizar la reserva, un momento antes de hacer efectivo el pago de la habitación, ¡zasca! Lanzan un mensaje del siguiente calibre. “Estimado huésped: en caso de que se encuentre en una de las cuatro situaciones abajo indicadas, le rogamos que no continúe con su reserva o que la cancele si es que ya la ha realizado”. Las “situaciones” están bien estipuladas en el aviso, y son las siguientes: si eres homosexual, futbolero, festivalero o consumidor de estupefacientes. En cualquiera de estos casos, no eres bienvenido, salvo que –cabe suponer– los interesados estén dispuestos a disimular lo que haga falta.

Un claro caso de homofobia que no le ha pasado desapercibido a la asociación portuguesa ILGA, que ha calificado de inamisible y discriminatoria la situación. “Este caso muestra claramente la necesidad de una legislación que facilite perseguir y castigar este tipo de actitudes”. Además, esta asociación LGTB hace un llamamiento a la sociedad reclamando “un proyecto de ley contra todos los tipos de discriminación, incluyendo la que tiene su base en la orientación sexual y la identidad de género. Esperamos que este ejemplo ayude a convertir en prioritaria su importancia y urgencia”.

Las redes sociales portuguesas se ha hecho eco también de la inaudita prohibición y algunos han llamado a boicotear el complejo hotelero. Paulo Bandeira, propietario de Casa D’Joao Enes, ha declarado. “Soy el dueño y, por tanto, yo defino a quién quiero como cliente y a quién no”. Unas declaraciones que solo han incendiado aún más a la opinión pública del país vecino.

 

En Granada, la dueña de una casa de Airbnb prohibió la entrada a una pareja gay, sigue leyendo

Página 2 de 3

Lo que comentan nuestros seguidores

Imagen de Bernard Michel1

a mi me paso en Barcelona en una pension de la calle hospital. cuando el tio supo que estariamos dos hombres, dijo : de maricones nada! aqui no!
pues, al parecer, de gilipollas, si.