¿Existen gays en el fútbol? El debate sigue

El fútbol es uno de los mayores reductos homófobos de nuestra sociedad. Hace unos días pudimos comprobar en ‘Lolita tiene un plan’ cómo la falta de visibilidad del colectivo LGTB sigue estando a al orden del día en nuestro deporte rey.

En 1998, Justin Fashanu, primer futbolista profesional en declarar abiertamente su homosexualidad en un tabloide inglés, escribía esta nota de despedida poco antes de ahorcarse: “Me he dado cuenta de que ya he sido condenado como culpable. No quiero ser más una vergüenza para mis amigos y familia, espero que el Jesús que amo me dé la bienvenida y finalmente encuentre la paz”. Su heroicidad le llevó a un infierno de discriminación incapaz de soportar. Así que cada vez que se habla de homofobia en el denominado ‘deporte rey’, conviene echar la vista veinte años atrás para darse cuenta de que no se ha evolucionado nada.


El mundo del fútbol español da un importante paso para salir del armario


Por más que se agradezcan intentos como el de Lolita en su nuevo programa de TVE, la realidad sigue siendo dramática para la visibilidad del colectivo. Frases como “yo no conozco ni un caso de futbolistas gays en España”, “si un tío dice que es homosexual y que le den por culo al mundo, mañana va a jugar fuera de casa y hay 30.000 tíos que quizá le están gritando...” o “es un deporte muy machista”, pronunciadas por los invitados, los ex futbolistas Iván Helguera, Julio y Patxi Salinas y el ex jugador de baloncesto Juanma López Iturriaga, volvieron a dejar claro todos los tabúes que hay dentro de un estadio.

Si quieres seguir leyendo, pasa página

Página 1 de 2

Lo que comentan nuestros seguidores

Imagen de Sergio 29

Pero ya no solamente es que los jugadores sean mas tontos que una piedra, que habrá de todo como en todos lados, lo que es más triste aún es el fanatismo completamente irracional que hace que un país entero se tire a la calle a celebrar la victoria de estos 11 señores y no sea capaz de echarse a la calle para protestar y para reclamar todos los derechos, cómo educación, sanidad, reformas laborales, en fin todo ese tipo de derechos sociales que nos están recortando; nunca me ha entrado en la cabeza ese tipo de comportamientos, la verdad.

Imagen de Rubén RG

Que vergüenza de deporte, 11 neardentales dando patadas a un balón y dándoselas de machitos, cuando la mitad no sabe hacer j a raíz cuadrada y encima cobran cantidades millonarias por darle patadas a un balón. Y ya no voy a hablar de los seguidores que se pelean y llevan todo a un fanatismo extremo, donde son capaces de odiar a sus amigos por ser de un equipo rival. Deporte Rey? JA! Negocio de hombres machistas y retrógrados.