Fundación Eddy-G, el hogar que acoge a víctimas de LGTBfobia en Madrid

La Fundación Eddy-G nació hace un año para ayudar a jóvenes del colectivo LGTB que han sido víctimas de violencia familiar, bullying o cualquier otra forma de LGTBfobia. Sus fundadores hacen balance de estos primeros meses.

POR: Juan Pablo Manzano Gálvez

Fernando González y Emeterio Lorente

 

Desde hace 11 meses, la Fundación Eddy-G es una gran realidad. Es un refugio creado para acoger a jóvenes del colectivo LGTB que han sufrido violencia familiar o bullying. “Todas aquellas personas víctimas de LGTBfobia deben saber que cuentan con una mano amiga que está ahí para ayudarles. La vida les puede dar una esperanza”, explica Emeterio Lorente, uno de los fundadores de la residencia de acogida junto a su marido, Fernando González.

Las víctimas atendidas pueden estar hasta un año, con “los gastos de alojamiento y manutención incluidos”. Hasta ahora han pasado por allí personas de muy diversas nacionalidades, chicos que han tenido que huir de su país porque se vulneraban los derechos humanos. “Tenemos a refugiados o emigrantes de países donde la homofobia es institucional, y se han escapado de allí porque las leyes les persiguen”, cuentan. “La Fundación Eddy-G incluye un programa de ayuda psicosocial, orientación laboral y acompañamiento para que puedan ir creciendo y se hagan adultos independientes”, apunta Fernando.

El proyecto, que está funcionando muy bien, está dirigido a jóvenes LGTB de entre 18 y 30 años; es un espacio de comunidad, trabajo y seguridad. Los fundadores hacen un balance de estos primeros doce meses y afirman que están satisfechos y orgullosos por los resultados. Han pasado por el hogar quince personas en este tiempo, “y las experiencias han sido muy positivas”.

Durante la estancia en el piso, los jóvenes cuentan con el apoyo de gente que se acerca de manera altruista a Eddy-G. El objetivo es que “estas personas se recuperen, se fortalezcan y puedan encontrar un trabajo o seguir con sus estudios; que puedan hacer una vida normal”.

Se creó con vocación de servicio público, a pesar de estar financiado con presupuesto privado. Es el primer y único proyecto español de esta índole para el colectivo LGTB, y Lorente hace un llamamiento: “Nos gustaría crecer, tener apoyo de la administración. Necesitamos más apartamentos porque el que tenemos se ha quedado pequeño”.


“Tenemos en el refugio a emigrantes de países donde la homofobia es institucional, y que han tenido que escapar”


Cuando tuvieron la idea de montar este refugio, tomaron como referencia proyectos similares que ya funcionaban en Israel, Francia o Estados Unidos. El piso de acogida, ubicado en el número 22 de la calle Alcalá de Madrid, cuenta con solo dos empleados, y con numerosos voluntarios que contribuyen al progreso de las personas atendidas. Fernando anima a todo el mundo a que participe en el proyecto, porque toda ayuda es poca, y recuerda que algunas de las personas a las que atienden “no tienen a nadie, y jamás han tenido una palabra de cariño ni apoyo”.

El hogar tiene capacidad para ocho personas, y normalmente llegan derivadas de distintas asociaciones. El programa LGTBI de la Comunidad de Madrid ha sido su punto de arranque, “la mayoría de las personas han llegado derivadas de él. Son casos de flagrante homofobia, algunos de ellos están en riesgo de exclusión social y necesitan una mano amiga que les ayude a salir de ese sufrimiento”, cuenta Emeterio.

Hace unas semanas, tuvo lugar en las conocidas salas Marta, Cariño! y Baila, Cariño! MaMa Party, un evento benéfico para recaudar fondos para la fundación. Se recaudaron más de 12.000 euros, destinados íntegramente a este proyecto. “La fiesta fue un éxito total. Además de todo el dinero que se ha recaudado, fue muy positiva la visibilidad que nos ha dado. Gracias a ‘Mama Fear No More’ mucha gente se ha enterado de que existimos”, manifiesta satisfecho Fernando. Confían en que se organicen más fiestas benéficas como esta que contribuyan al crecimiento de la fundación, y por supuesto, irán informando a través de su página web


 Más noticias LGTB, AQUÍ