Goldfrapp dan una vuelta de tuerca al lesbian chic en ‘Anymore’

El nuevo vídeo de Goldfrapp está rodado en España y supone un estimulante avance del séptimo álbum del dúo. Además de una exploración artística de la androginia y la ambigüedad por parte de la abiertamente lesbiana Alison Goldfrapp.

POR: Agustín Gómez Cascales

Cuatro años han pasado desde el último álbum de Goldfrapp, Tales of Us, que provocó una rotunda división de opiniones con su apuesta por los sonidos acústicos y la sobriedad estética. Su nueva era, la del álbum Silver Eye, que verá la luz el 31 de marzo, arranca con mucha más potencia gracias a Anymore.

En esta etapa, Goldfrapp vuelven a apostar por los sonidos electrónicos que dominan algunos de sus discos más celebrados –y, por primera vez, cuentan con colaboradores en las tareas de producción, como The Haxan Cloak y John Congleton–. Anymore nos devuelve a unos Goldfrapp sintéticos, marciales y enigmáticos. Y el vídeo no defrauda. Rodado en Fuerteventura, y dirigido por Alison, cada vez más en control de toda la imagen de sus lanzamientos –sus fotos promocionales también las firma ella–, es un nuevo ejemplo de la influencia tan positiva que ha tenido en ella su pareja, la montadora de cine Lisa Gunning.

En Anymore, Goldfrapp unen la visceralidad de su música con la del paisaje volcánico, en un vídeo dominado por la androginia, la ambigüedad y un constante coqueteo con las posibilidades de la dualidad. Puro Goldfrapp.