Irá a la cárcel por propinar una paliza a una transexual en Valencia

El agresor de una joven transexual en un pequeño pueblo de Valencia el pasado julio ha ingresado en prisión acusado de un delito que podría ser calificado como homicidio en grado de tentativa.

Una transexual fue brutalmente agredida en su domicilio de Horno de Alcedo (Valencia) por un joven con el que había quedado a través de una red social de contactos a finales de julio de este año. La víctima sufrió lesiones graves en los ojos y quedó inconsciente después de que su presunto agresor tratara de asfixiarla. Esta semana, después de tres meses de investigaciones, la Guardia Civil de Alfafar ha podido identificar y detener al presunto autor de la paliza, que había utilizado una identidad falsa para contactar con su víctima. Los hechos ocurrieron el pasado 31 de julio, cuando el teléfono de emergencias 112 recibió una llamada de una mujer que había sido encontrada inconsciente en su domicilio de la pedanía valenciana de Horno de Alcedo. Una ambulancia del SAMU atendió en el lugar a la transexual agredida, que fue evacuada al Hospital la Fe de Valencia, donde quedó ingresada en la Unidad de Reanimación debido a su estado.


Fuerte agresión homófoba en Valencia

El agredido en la boda de Valencia:“Decírselo a mi madre fue un drama”


 

 

La agredida explicó que había contactado con esta persona a través de una conocida red social de citas y que, previamente, ya habían mantenido un primer encuentro días antes. Por motivos que solo el agresor sabe, la segunda vez que quedaron, después de mantener relaciones, el joven comenzó a golpearle en la cabeza. Según el relato de la víctima, incluso trató de estrangularla hasta que perdió el conocimiento. La agredida cree que éste huyó del lugar pensando que la había matado.

El Juzgado de Instrucción de Catarroja ha acordado el ingreso en prisión provisional del acusado por un delito que podría ser finalmente calificado de homicidio en grado de tentativa. El arrestado, de 19 años y nacionalidad rumana, se acogió el pasado jueves a su derecho a no declarar, según informaron fuentes jurídicas. Los investigadores comprobaron que el perfil utilizado por el sospechoso en la citada red de contactos era falso, lo que dificultó su identificación. No obstante, la Guardia Civil pudo esta semana detener al presunto agresor, que ya ha sido puesto a disposición judicial. El juez acordó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin posibilidad de fianza, por un delito de lesiones u homicidio en tentativa.

No se recoge si esta grave agresión también podría ser calificada como delito de odio, ya que no hay una Ley contra la LGTBIfobia en Valencia. De ahí la necesidad de su implementación, tal y como instaban en pasadas agresiones lgtbifóbicas en la región entidades como Diversitat LGTBI Alacant o el El Observatorio Valenciano contra los Delitos de Odio.

 

Más noticias como esta, AQUÍ