Javier Raya: “Nunca me pierdo el Orgullo gay”

Con 25 años, ha hecho historia al convertirse en el primer deportista olímpico español en declararse abiertamente gay. El patinador artístico sobre hielo no sale de su asombro al ver el impacto que todavía puede tener un beso entre dos hombres.

POR: Agustín Gómez Cascales

PANTALÓN BERSHKA

No podía imaginar Javier Raya que un beso con su novio tendría la repercusión mediática que ha tenido. Una simple foto –muestra del amor que le tiene a su chico, Andrew– subida a Instagram se convirtió en la salida del armario oficial de este patinador sobre hielo olímpico, que compitió en los Juegos de Sochi en 2014.

Fue un impulso, no una decisión largamente meditada. “Echaba de menos a mi churri”, afirma entre risas. “Llevaba un mes sin verle, porque volví a Madrid. Y llevamos ocho meses, que para mí es muchísimo..., es mi primera pareja seria”. Tenía guardada esa foto, esperando al momento en que le apeteciera subirla. Y lo hizo el pasado 13 de mayo. “No me podía imaginar la repercusión que iba a tener. Estoy muy contento con la reacción”.

La tranquilidad que le ha dado a Javier haber subido esa foto, seguro que algunos no la entenderán, porque no es ninguna tontería el sentir que quizá no debas subir según qué fotos a tus redes. “Muchos amigos heterosexuales con los que he vivido en los últimos cinco años en la residencia en la que estaba en Toronto subían fotos dándose besos con sus novias todo el rato. Lo más normal del mundo, ¿no? Yo no las subía por vergüenza, lo cual es una tontería. Hay que hacerlo si te apetece”.


“Si a nivel de derechos gays en España estamos muy avanzados, creo que la sociedad tiene que ponerse a ese nivel”



SUDADERA SIN MANGAS BERSHKA
PANTALÓN ELEVEN PARIS

Javier y Andrew, de 23 años, se conocieron en Toronto por casualidad. Andrew está haciendo su doctorado en Neurología a dos horas de Toronto, y una noche decidió salir por allí. Coincidieron en un local y así empezó todo. De septiembre a marzo, hasta que vaya al Mundial, Javier estará viviendo en Toronto, en el Cricket, Skating and Curling Club, donde también entrenan Javier Fernández y el campeón olímpico Yuzuru Hanyu. “Decidí irme allí porque están los mejores del mundo. Cuando Javier, que era con quien yo me picaba, se marchó hace seis años, me quedé en España sin nadie con quien medirme. Por eso he tomado la decisión de irme, para marcarme nuevos retos, como sacar el cuádruple [un salto de cuatro vueltas]. Busco mejorar técnicamente y no perder la motivación, algo imposible cuando ves quiénes te rodean”.

Tras pasar allí los últimos seis veranos, la próxima temporada la vivirá entera en Canadá. “Me gusta vivir en Toronto, el ambiente es muy bueno, aunque no es España. Cuanto más salgo, más valoro lo que tenemos. Aunque este año, con pareja además allí, no puedo pedir más”.

¿Ha sufrido alguna vez homofobia en su carrera deportiva? ¿Conoce a otros patinadores gays? Pasa página

Página 1 de 3
Inicia sesión o regístrate pinchando aquí para escribir comentarios

También te puede interesar