Javier Raya: “Nunca me pierdo el Orgullo gay”

Con 25 años, ha hecho historia al convertirse en el primer deportista olímpico español en declararse abiertamente gay. El patinador artístico sobre hielo no sale de su asombro al ver el impacto que todavía puede tener un beso entre dos hombres.

POR: Agustín Gómez Cascales

Empezó a patinar a los seis años, y ya entonces empezó a competir. “Internacionalmente empecé con doce, y mi primer campeonato europeo fue con dieciocho. Desde entonces he participado en cuatro europeos, dos mundiales y los Juegos Olímpicos”. Compitió en Sochi, en Rusia, unos juegos especialmente controvertidos porque se cuestionó la seguridad para los participantes homosexuales, y el patinador español –y campeón del mundo– Javier Fernández realizó unas polémicas declaraciones, al instar a los gays “a cortarse” en Sochi. “El COI se encarga de que los derechos y la seguridad de todos los participantes se respeten al máximo. ¡Allí no nos toca ni dios!”, bromea. “Aunque, lógicamente, todos somos muy conscientes del trato que se da allí a los gays”.


SUDADERA Y PANTALÓN ELEVEN PARIS

En cuanto a las declaraciones de su compañero de equipo, cree que fueron malinterpretadas. “Conozco a Javier, somos amigos desde que teníamos seis años. Él siempre ha sabido mi condición, y tiene a su alrededor muchísimos gays. No es homófobo”.


“No es que haya más gays en el mundo del patinaje, es que es un deporte más abierto"


Javier cuenta que en el mundo del patinaje nunca ha sentido homofobia. “No es que haya más gays en el mundo del patinaje, es que es un deporte más abierto. Porque es muy artístico. Y los patinadores gays no suelen ocultarlo, no pasa como en el fútbol”. Le molesta que en ocasiones se dé por hecho que el patinaje es un ‘deporte de gays’, un comentario despectivo que alguna vez ha escuchado. “Es una pena, porque a lo mejor hay padres con una mentalidad cerrada que no apuntan a sus hijos a patinaje por miedo a que se vayan a convertir en homosexuales... Los que lo somos, sabemos que no es una elección”.


CAMISETA Y PANTALÓN ELEVEN PARIS

En su día a día sí sabe lo que es sufrir la incómoda homofobia. “He vivido situaciones incómodas, pero cuando era más pequeño, hace años que no. ¿Quién no ha escuchado comentarios despectivos?”, se pregunta. “En el instituto había compañeros que me insultaban por envidia. Empezaba a salir en los periódicos, y claro, era patinador. Y encima hacía ballet. Siempre estaban los típicos con sus comentarios homófobos”.

¿Cuándo le contó a sus padres que es gay? ¿Qué objetivos deportivos tiene a la vista? Pasa página

Página 2 de 3