Kenya: “Tengo una orgía de música en la cabeza”

Las chicas son guerreras, y Kenya lo deja bien claro. Lejos de ponerse romántica, a sus 24 años prefiere hablar de sus noches de fiesta, de sexo o del amor libre. No tiene barreras a la hora de componer, y cree que es necesario que las mujeres reivindiquen su papel en nuestra música.

 

POR: Daniel Ródenas Muñoz

No es un nombre ficticio. Kenya Saiz tuvo la suerte, tal y como afirma ella misma, de que su madre le pusiera ese nombre tan particular, y sin pretenderlo le facilitó la elección de un nombre artístico. A sus 24 años, esta burgalesa ha vivido en tres ciudades –la natal, Londres y Madrid–, ha pasado por varios grupos y ha pisado muchos escenarios. Lleva entregada a la música desde pequeña, cuando aprendió a tocar la guitarra y el piano, pero no ha sido hasta ahora cuando ha publicado su primer álbum en solitario, que lleva por título su filosofía de vida: La loca no soy yo. “Es que es verdad. ¿Qué es locura, salir un domingo? A mi edad es lo normal. Para mí la loca es mi compañera de clase que se ha casado con 22 años...”.


 “Parece que las chicas no podemos cantar sobre un polvazo en un ascensor”


Esta declaración de intenciones se refleja en su música, en sus redes sociales y en su rutina diaria. Como cualquier chica joven de hoy día, bebe, fuma, sale de fiesta..., y no por ello es menos responsable o no trabaja. “Muchos seguidores me dicen que no están acostumbrados a escuchar mis letras en una mujer. Suelen recibir estas historias de un Leiva o un Dani Martín. Parece que las chicas no podemos cantar sobre un polvazo en un ascensor”. De hecho, una de las razones que la mueven a seguir hablando de estas vivencias en sus composiciones, aunque haya quien no las encuentre políticamente correctas, es que no haya apenas referentes de cantantes españolas con un mensaje similar. “Quizá Chenoa o Georgina –venezolana afincada en España– se acercan a ese enfoque de mujer que hace lo que le da la gana, pero no hay ninguna tía que haya dado un golpe en la mesa dentro del panorama musical nacional. Y creo que es necesario”. Fuera de nuestras fronteras sí encuentra mujeres así, incluso le cuesta escoger entre Beyoncé, Gwen Stefani, Pink, Jessie J o Miley Cyrus cuando se le pregunta por su cantante favorita. “No puedo elegir. Me encantan sus discursos, sus shows, su música y los mensajes que proyectan”

Aunque el carácter de sus ídolos está muy marcado, a Kenya también le gusta mostrar su lado más dulce haciendo covers de La Oreja de Van Gogh, Izal, Coque Malla o Amaral, de quienes también se confiesa fan. “Son bandas que mi generación ha escuchado, y quien diga lo contrario miente. Soy muy cañera y luego escucho a El Kanka o Rozalén porque me encanta cómo escriben... No tengo filtros, tengo una orgía de música en la cabeza”. Esa ausencia de prejuicios también sirve para definir sus ideales, y es que estamos ante una auténtica defensora del amor libre. “Totalmente. Hace dos años actué en el Orgullo de Madrid, y volví a hacerlo en el WorldPride. Me encanta que el público LGTB se identifique con mi música, que es un canto a la libertad en todos los sentidos. Cada uno tiene que hacer lo que le apetezca, siempre digo que ‘locos están los que hacen lo que deben y no lo que quieren’. Ese es mi discurso”. Un lema muy al estilo del “lo hacemos y ya vemos” de La llamada. “¡Sí! Ya he visto la película dos veces”. Precisamente en la versión teatral de la misma actúa su amiga Lucía Gil, actriz, cantante y concursante de Tu cara me suena. Quién sabe si Kenya seguirá sus pasos... “Me encantaría. Ojalá pueda hacer algún día un musical”.


ALMA MILLENNIAL

Como todos los de su generación, Kenya es una asidua de las redes sociales. Maneja Instagram con soltura y ha comenzado su aventura youtuber, donde la acompañan grandes amigos como Rubén Errebeene o Carolina Iglesias, más conocida como Percebesygrelos. “Uso las redes porque son un escaparate al que es muy fácil llegar. En Instagram tengo mucho alcance y me aconsejaron que explotara mi personalidad. En YouTube intento cuidar más los vídeos para darme a conocer como artista”. Sin embargo afirma no sentirse dentro del mundo influencer, “no me relaciono con muchos youtubers. Con Rubén he congeniado porque pensamos igual, nos encanta hacer versiones o cantar juntos. Y Carol es maravillosa”. Si algo queda claro al charlar con Kenya es que pretende dar mucha caña con su disco y su último single, Guerra mundial. “Estoy muy a gusto en este momento. Además estoy supersoltera... y es maravilloso”. Sentencia entre risas.


EL ÁLBUM LA LOCA NO SOY YO DE KENYA ESTÁ EDITADO POR LET’S DO IT PRODUCCIONES.


Más música, AQUÍ