La historia de amor de dos atletas gays tras salir del armario

Justin Rabon y Brad Neumann son dos jóvenes gays que corren en el equipo de atletismo de la Universidad de Minessota, y llevan juntos más de dos años. Han contado su historia en ‘OutSports’, para celebrar el mes del Orgullo.

POR: Pablo Carrasco de Juanas


Aunque Justin Rabon y Brad Neumann habían coincidido en su paso por el instituto durante la secundaria, no se conocían. “Al principio no sabíamos que el otro fuera gay”, explica el rubio Brad en OutSports“De hecho, lo conocía como Justin, el chico que me robó el título estatal de 200 metros lisos...”.

Su historia de amor se fraguó a finales de 2014, en un día próximo a la celebración de Acción de Gracias –que en Estados Unidos coincide con el cuarto jueves de noviembre–, cuando ambos salieron del armario, primero Justin y luego Brad. “Hablábamos durante horas, por primera vez en nuestra vida podíamos ser nosotros mismos al 100%”. “Al principio solo éramos amigos, hablábamos libremente y nos conocíamos, pero cada día intimábamos más”“Hizo posible que volviera a ser feliz. Me dio una razón para sonreír”.

Al principio era una relación a distancia: mientras Brad competía para la Universidad de Minnesota, Justin lo hacía para la de Wisconsin. No tardaron demasiado tiempo en decidir mudarse al mismo equipo. “El traslado a Minnesota fue el nuevo comienzo que siempre había visto en programas de televisión y películas”, explica Justin. “Decidí empezar todo de nuevo y no guardar secretos. Así que los amigos que hice sabían todo sobre mí desde el principio”.

Ahora, dos años y medio más tarde, corren juntos en vez de el uno contra el otro. “Todavía estamos juntos, todavía estamos enamorados, ambos estamos fuera del armario y orgullosos de lo que somos”, dice Neumann. “Él me ha empujado más allá de los límites que creía que eran posibles para mí y me ha demostrado que no importa de dónde vienes y cuáles son tus circunstancias, mereces ser feliz y ser  contigo mismo”.

Aunque su experiencia ha sido realmente positiva, ya que sus compañeros, amigos y familiares les han aceptado como pareja gay sin problemas, coinciden en que lo que son se lo deben el uno al otro: “Sin él seguiría viviendo una mentira para el resto”, concluye Justin.


Otras fotos de la pareja, pasa página

Página 1 de 4

Lo que comentan nuestros seguidores