La sede del PSC amanece con la pintada “Españoles Maricones”

Las puertas del Partido de los Socialistas de Cataluña y de Ciudadanos fueron pintadas con mensajes como “Puta España” tras la fallida investidura de Turull. Una de ellas rezaba “Españoles Maricones”.

POR: Santi Muñoz Pérez

Las sedes del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) y Ciudadanos en Barcelona han amanecido con diversas pintadas tras la fallida investidura del candidato a la presidencia de la Generalitat Jordi Turull. “Puta España”, “Fuera de Cataluña” o “Cataluña catalana” fueron algunas de las que podían leerse en las puertas y paredes de los respectivos edificios. Y cómo no, se volvió a utilizar la palabra ‘maricón’ como insulto en uno de los mensajes. “Españoles maricones” fue la pintada que se podía leer en la sede del PSC.

Los actos tuvieron lugar después de que Turull tuviese que partir hacia Madrid (junto con otros investigados por el procés independentista) para declarar ante el juez, tras una votación en el parlament en la que no obtuvo los votos necesarios para ser investido president.

Ambos partidos han anunciado que van a tomar medidas legales por los ataques recibidos, y que han denunciado los hechos a los Mossos d’Esquadra.

Aunque el mensaje peyorativo tenía la principal intención de atacar al nacionalismo español, no se puede desvincular el carácter homófobo del mismo. Con pintadas como esta, se sigue relacionando la homosexualidad con algo realmente humillante y de lo que avergonzarse, y lo mismo ocurre con “puta España”, que carga contra todas las prostitutas. Muchas personas pueden haber normalizado este tipo de expresiones, quitándole toda connotación homófoba o misógina que pueda llevar implícita. Sin embargo, una gran parte del colectivo sigue luchando porque se erradiquen este tipo de insultos que, al fin y al cabo, siguen condenando la homosexualidad como algo malo.


Más noticias LGTB, AQUÍ