Lady Gaga revela que padece fibromialgia y habla sobre Madonna

La cantante pone nombre a la enfermedad que la lleva atormentando estos últimos años y habla sin tapujos sobre Madonna en su nuevo documental, ‘Five Foot Two’, que podremos ver en Netflix el próximo 22 de septiembre.

Hace escasos días, Lady Gaga anunciaba que tras acabar su actual gira, el Joanne World Tour, se tomará un descanso prolongado para centrarse en su enfermedad y poder recuperarse lo antes posible. Dicha enfermedad había sido definida siempre por la cantante como una especie de “dolor crónico”, pero jamás se supo nada más. En el estreno de su nuevo docuemental en Toronto, la artista aprovechó para volver a hablar de este dolor, y posteriormente aclaró por sus redes sociales que sufre fibromialgia, una enfermedad crónica que causa dolor muscular generalizado, fatiga, sueño y problemas de memoria. En Five Foot Two, documental que emitirá a partir del próximo 22 de septiembre Netflix, podremos ver cómo Gaga batalla a diario con dicha enfermedad. “Deseo ser de ayuda para concienciar sobre esta enfermedad y conectar a la gente que la sufre”, escribió la diva en su perfil de Twitter. Una enfermedad que se suma al estrés postraumático que sufre debido a una violación que sufrió cuando tenía 19 años.

Pero Germanotta no solo habla de su música y sus problemas de salud en este nuevo documental. Madonna también tiene parte de protagonismo en la cinta, que reaviva un fuego que parecía apagado por parte de las dos. No sabemos si lo hace para darle más promoción al lanzamiento de Netflix o porque de verdad piensa todo lo que dice sobre la reina del pop. “Lo que pasa entre Madonna y yo es que yo siempre la he admirado y aún la admiro, no me importa lo que piense de mí”, dice la cantante en el documental. “Lo único que me molesta de verdad sobre ella es que, siendo yo italiana y de Nueva York, si tengo un problema con alguien se lo digo a la cara, pero ella no me miraría a los ojos... Lo único que quiero es que Madonna me empuje contra la pared, me bese y me diga que soy un pedazo de mierda”, remata Gaga. Parece que, para bien o para mal, la polémica vuelve a estar servida.

Más cultura, AQUÍ