Los gitanos de ‘Gipsy Kings’ fliparon con el Orgullo gay de Madrid

Drags, chulazos... Y surrealismo puro. Esto fue lo que pasó en el último capítulo de ‘Gipsy Kings’, donde sus protagonistas vivieron el orgullo gay subidos a la carroza de Shangay patrocinada por Netflix.

“Luego dicen los payos que las bodas gitanas son muy exageradas y muy grandes... Pues anda que el Orgullo gay no es normal. Había muy buen rollo entre todos, pero para mi gusto era... demasiado”. En el último capítulo de Gipsy Kings, uno de los realities de moda, fuimos testigos de comentarios tan surrealistas como este. La razón: Raquel y Noemí vivieron el Orgullo gay de Madrid desde dentro, rodeadas drags y chulazos. Por cierto, todo ello subidas a la carroza de Shangay patrocinada por Netflix. Tanta diversidad nos sacó una sonrisa.

Más televisión gay, AQUÍ