Miguel del Arco: “Creo que la visibilidad LGTB es muy necesaria”

Dramaturgo, director de escena y codirector de El Pavón Teatro Kamikaze de Madrid, Miguel del Arco sigue amando su profesión a pesar de las piedras del camino, y defiende la labor social de la cultura. Un altavoz para la diversidad.


Foto: Vanessa Rábade

 

SHANGAY ⇒ En dos meses celebráis el primer aniversario de El Pavón Teatro Kamikaze. ¿Cómo ha sido este primer año?
MIGUEL DEL ARCO ⇒ Desde luego, ha sido intenso, para bien y para mal. Hemos ido aprendiendo por el camino, porque somos un teatro privado pero a veces nos hemos comportado como uno público, y eso es algo insostenible, pero ahí vamos.

SHANGAY ⇒ Y ni siquiera paráis por vacaciones...
MIGUEL DEL ARCO ⇒ No podemos parar y dejar de ingresar sin ningún título en cartel, así que seguimos con la obra Arte. Ojalá el año que viene podamos descansar en verano, eso significará que las cosas han mejorado.

SHANGAY ⇒ Sois cautos y solo habéis presentado la nueva programación hasta enero por la falta de ayudas. ¿Qué le pasa al Gobierno con la cultura?
MIGUEL DEL ARCO
⇒ Pues poco a poco van entendiéndose. Tengo que decir que nunca he tenido un interlocutor en cultura como Jaime de los Santos [Director de la Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid], que me lleva a pensar que algo está cambiando. Pero en general sabemos que la cultura siempre ha sido un problema. Que aún no sea una cuestión de estado resulta incomprensible.

SHANGAY ⇒ A pesar de todo seguís al pie del cañón, y habéis colaborado con proyectos como el WorldPride. ¿De dónde os viene este compromiso con el colectivo LGTB?
MIGUEL DEL ARCO ⇒ Yo soy abiertamente homosexual, y creo que esa visibilidad es muy necesaria. Nuestro compromiso es con cualquier tipo de diferencia y de lucha por la libertad. Si un teatro no se posiciona del lado del diálogo y la diversidad, mal teatro será.

SHANGAY ⇒ Dentro de la programación del WorldPride habéis incluido la obra La edad de la ira.
MIGUEL DEL ARCO ⇒ Este es un proyecto que me hace especialmente feliz. Por una razón artística, ya que es un trabajo de La Joven Compañía, a la que admiro, y el texto de Fernando J. López es magnífico. Y por una razón reivindicativa, porque creo que el Pride tiene que invitar también a la reflexión.

SHANGAY ⇒ No es la primera vez que apostáis por proyectos con un trasfondo más social...
MIGUEL DEL ARCO ⇒ Incluso cuando hacemos clásicos lo hacemos con una mirada contemporánea. Para mí esa mirada es la que concierne al ciudadano del siglo XXI, son los problemas de la sociedad. Por eso hemos tratado temas con el bullying, la pederastia, la figura de la mujer y la homosexualidad.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo recibe el público este tipo de textos?
MIGUEL DEL ARCO ⇒ Nosotros presentamos las obras al público en cada función, y he encontrado reacciones de todo tipo. En una ocasión un señor me echó la bronca porque la función le había horrorizado, y acto seguido una señora me dio un abrazo porque le había encantado. Ahí sé que hemos dado en la diana, porque cuanto menos complaciente es el teatro, más me interesa.

SHANGAY ⇒ Haciendo balance de estos diez meses al frente del teatro, ¿de qué te sientes más orgulloso?
MIGUEL DEL ARCO ⇒ El otro día leí una frase del dramaturgo Terence Rattigan que decía: “Aspiro a lo más difícil, que es la elegancia bajo presión”. Y creo que nos refleja a nosotros. Estoy orgulloso de haber mantenido el tipo con elegancia, y de haber contado con el trabajo de un equipo increíble.

 


LA OBRA ARTE SE REPRESENTA EN EL PAVÓN TEATRO KAMIKAZE HASTA EL 30 DE JULIO.


Más noticias de cultura, AQUÍ