Por qué ‘Moonlight’ y su trama LGTB han hecho historia

Los Oscars 2017 siempre se recordarán por la equivocación a la hora de comunicar cuál era la mejor película. Sin embargo, no podemos olvidarnos de lo que significa que ‘Moonlight’ se haya hecho con el preciado galardón.

POR: Daniel Ródenas Muñoz

La noche del domingo al lunes pasaron muchas cosas –y muy importantes– en el Dolby Theatre de Los Ángeles. Entre flashes y vestidos de alta costura, un hecho marcó la historia del cine y podríamos atrevernos a decir la historia en general, y este fue la elección de la Mejor Película de 2016.

Seguro que en lo primero en que has pensado ha sido en la equivocación a la hora de dar el nombre de la cinta ganadora –sí, ese momento también pasará a la historia–, pero nos referimos a la auténtica ganadora, Moonlight. La película de Barry Jenkins es la primera afroamericana en hacerse con la estatuilla, además de la primera película LGTB en recibir tal galardón. Es una pena que, con tanta parodia acerca del garrafal error, casi no haya vídeos del discurso de los productores de Moonlight al recibir el Oscar, un premio que significa mucho para el cine, el colectivo LGTB y la sociedad mundial, en un momento en que el racismo, la homofobia y la intolerancia amenazan con dar un paso hacia atrás.

En 2006, Brokeback Mountain se quedó a las puertas de ser la mejor película del año. Once años después parece que el mundo está preparado para reconocer que el amor no tiene géneros ni razas ni fronteras. Y tres estatuillas lo avalan. El reparto ya lo ha celebrado posando para la nueva campaña de Calvin Klein, y a nosotros nos parece una manera curiosa, artística y atractiva de hacerlo.

Esperamos que, conforme pasen los meses y las redes se hayan olvidado del momento que ha vuelto a poner a Faye Dunaway y Warren Beatty en el punto de mira, se reconozca el gran paso que ha dado Moonlight, y las puertas que ha abierto.

Más cine, AQUÍ