¿Por qué un beso en la boca sigue despertando comentarios homófobos?

Las críticas a Lolita y a Elena Furiase por su ‘pico’ en Instagram hace que nos preguntemos por qué, en pleno siglo XXI, la sociedad todavía sigue viendo algunos temas como un asunto tabú, que desata insultos homófobos.

Si la gente se vuelve loca criticando a los actores y músicos besándose en la boca, cuando entramos en el terreno del fútbol la cosa adquiere nuevos tintes, ya que no hay profesión donde la homosexualidad sea un tema más tabú. Uno de los ejemplos más claro lo tenemos en el famoso (y polémico) Maradona, al que hemos visto besándose en la boca con amigos en varias ocasiones.

Gracias a algunos de ellos, parece que se va normalizando el que dos hombres se den un beso en la boca sin tener implicar nada sobre su orientación sexual. En la fotografía vemos a jugadores como Mao Molina y Mariano Tripodi o a Gary Neville y Paul Scholes demostrando su felicidad tras haber anotado un gol con un beso en la boca.

Todos ellos fueron muy criticados tanto por sus detractores como por sus seguidores, igual que le sucedió a Sergio Ramos o a David Beckham cuando decidieron darle un beso en la boca a sus hijos públicamente.

Pero ellos no son los primeros que se han atrevido a demostrar el amor que tienen por sus hijos dándole un beso en la boca a pesar de las críticas que saben que van a recibir.

Si quieres ver a otros famosos dándose besos con sus hijos, sigue leyendo

Página 2 de 3