Rainbow Ball: Viena celebra su baile más LGTB

Es como el Baile de la Ópera, pero en gay: la capital austriaca celebra este sábado 28 de enero su tradicional Rainbow Ball en Schönbrunn, es decir en el corazón de la Viena imperial.


Foto del Rainbow Ball en el año 2015.

 

Viena comienza el año sacando la bandera del arcoíris: el sábado 28 de enero se celebra el ya tradicional Rainbow Ball, un baile benéfico que ya va por su vigésima edición. Lo recaudado con las entradas es para la asociación HOSI (Homosexual Initiative Vienna), que es la organización más importante para los derechos LGTB de Austria.

Viena es, sin duda, una de las capitales musicales de Europa, con su Ópera Estatal y el Musikverein (sede del mítico Concierto de Año Nuevo) como puntos de referencia. También artística, pues su amplia oferta museística, así como su pasado imperial, ofrecen al turista un gran abanico de opciones. Pero la capital austriaca es también un importante destino del turismo LGTB. Si hay algo muy ligado también a la cultura de la ciudad son los tradicionales bailes: el Baile de la Ópera, el Life Ball (también benéfico y orientado al público gay, aunque en este caso no es exclusivamente LGTB) son prueba de ello. Y desde hace 20 años, en el mes de enero se celebra este Rainbow Ball específicamente dedicado a la comunidad gay. Un baile de gala tradicional, a la vieja usanza, con esmoquin y traje largo como dress code (las recomendaciones sobre este tema en su página web son estas: “Full-length or knee-length gown, elegant pantsuit, tails, tuxedo, suit with (bow) tie, etc... Whatever you like as long as it’s got style!”) en el que Viena puede volver a presumir con orgullo de ser pionera en enarbolar la bandera del arcoíris.


(Foto: Klaus Peter Walser)

 

Recordemos que, la ciudad está llena de guiños LGTB, como por ejemplo, que en los semáforos de sus calles, en los que hay parejas de hombres y de mujeres, así como también heterosexuales en los pasos de peatones, o que los tranvías llevan la bandera del arcoíris durante todo el mes de mayo antes de las celebraciones del Orgullo gay. Incluso se pueden ver guiños en la mismísima imponente catedral de la ciudad, que, por ejemplo, el pasado año se tiñó de los colores de la bandera los días previos al Pride.

El año 2017 empieza con fuerza, y con el Rainbow Ball se dará el pistoletazo de salida a los eventos gays de Viena.


Otro momento del baile, en este caso en el año 2012.

 


MÁS INFORMACIÓN:

 www.hosiwien.at/en/rainbowball/


Más viajes LGTB, AQUÍ