Resumen de 2016: de Maluma a Víctor Gutiérrez… pasando por Tomillero

La reportera de crónica social gay más noctámbula nos trae sus reflexiones, opiniones y comentarios envenenados. Solo ella se hace responsable de lo que escribe.

POR: Petardella

Comprenderás que en estas últimas semanas esté teniendo unas pesadillas terribles con Jesús Tomillero como gran protagonista. ¡Jesús, qué hombre! Llevaba meses detrás de mí, creo que buscaba que le entrevistara, y yo haciéndome la loca cada vez que me lo dejaba caer, como cuando a Lydia Lozano le nombran a Ylenia Carrisi.

Sabes que tengo tan buen ojo como La Terremoto de Alcorcón para cazar al vuelo a petardas arribistas, y a este chico se lo vi desde el minuto uno. Y como hace mi admirada Terre, yo prefiero simplemente dejarlos de lado, sin más, para que no me chupen energía. Que una tiene una edad y quiere llegar a cumplir los mismos que Zsa Zsa Gabor –que está en los cielos– lo más rabisalsera posible.

En su día tuve que actuar de manera parecida con Aramís Fuster, pero no porque pensaba que me iban a robar energía, ¡sino mis pelucas! Así puedo empezar 2017 con mi colección intacta, que me da la vida y mucha autoconfianza.

Te contaré mi primer gran propósito para el año nuevo: conseguir un tipazo como el de Jennifer Lopez. ¡No te rías, que te intuyo! Sé que lo voy a lograr, porque cuento con dos personal trainers de primera para ayudarme a hacer realidad mi sueño, Víctor Gutiérrez y Javier Raya. Sí, los dos deportistas olímpicos fuera del armario que protagonizaron los reportajes que más me han hecho llorar este año en Shangay –seguro que Lydia Lozano también lloró con ellos– se han convertido en mis dos grandes héroes de 2016, y les he liado para que me ayuden a ponerme en forma de una vez por todas en los próximos meses.

No puedo estar más feliz de pensar que igual el año que viene acabo haciendo un spot de cava con Almudena Cid a mi lado como burbujita hija, y yo como burbuja madre. Y no uso el término madre porque sí. Tengo que hacer una confesión que sé que resultará polémica, y que puede hacerme terminar en Sálvame Deluxe frente a Conchita en el polígrafo: es tal mi obsesión por Millie Bobby Brown, la niña que borda a Eleven en Stranger Things, que estoy incluso fantaseando con adoptar una como ella. ¿Te imaginas?

Claro que teniendo en cuenta que otro de mis héroes de 2016 ha sido Justin Bieber, y que mi afición al tequila es conocida en medio mundo, no sé yo si me considerarán apta para adoptar. Desde luego, si pudiera adoptaba a Justin sin pensarlo. Aunque no para ejercer de madre con él, precisamente... Qué envidia me da el tío. Se pasea por el mundo haciendo como que canta, liándola parda, pegando al primero que se le acerca y enseñando el rabo en cuanto encuentra un lago recóndito para despelotarse. Eso es vida, y en 2017 quiero vivir así. Aunque como no me va a tocar ni un céntimo en la lotería, lo tengo complicado.

Tampoco me importaría que fueseMaluma el que me hiciera cuatro babys de golpe, pero de momento no sé cómo convencerle de que sería la madre ideal para sus hijos. Le he propuesto a mi querida Yurena que formemos un dúo en plan nuevasBaccara y que hagamos una versión de Cuatro Babys para intentar que se haga viral, y cautivarle así. Bueno, Yurena me ha dicho que le deje que se lo piense, espero que me conteste pronto, por si hay que empezar a ensayar coreografías de perreo a toda velocidad. Por si acaso, ya he contratado a Poty, que es el idóneo para ayudarme. ¡Mi Operación “Triunfo con Maluma” empieza ya!


CONTACTA CON LA REPORTERA MÁS PETARDA: petardella@shangay.com

¿A qué fiestas y eventos asistirá Petardella estos días? Pasa página

Página 1 de 2