Sumérgete en el Benidorm más gay

Sin duda, es un paraíso para personas de la tercera edad, nacionales y extranjeros, pero hay otro Benidorm, y el visitante LGTB puede disfrutar también de un espacio enfocado especialmente para él en este mini-Manhattan español. ¡No lo pienses más y sumérgete en el Benidorm más gay!

POR: Manuel Collantes
Página 1 de 6

Ya lo dejaba bien claro Sylvia Plath, poetisa estadounidense, en las cartas enviadas a su madre, en las que narraba su luna de miel con el también poeta Ted Hughes: “Tan pronto como divisé aquel pueblecito... después de una hora de viajar en autobús a través de montes desiertos de arena roja, huertos de olivos y matorrales, todo tan típico, y vi aquel mar azul centelleante, la limpia curva de sus playas, sus inmaculadas casas y calles, todo, con una pequeña y relumbrante ciudad de ensueño, sentí instintivamente, igual que Ted, que ése era nuestro lugar...”.

Y es que mucho ha cambiado aquel Benidorm de 1956 que conoció Plath. Atrás quedaron los carros arrastrados por burros y los pequeños mercadillos impregnados a aroma de melón que describía en su poema Fiesta Melons. Plath y Hughes no eran conscientes por aquel entonces de que aquel pueblecito de la costa mediterránea española, que no llegaba ni a los 3.000 habitantes, se convertiría con el paso de los años en un punto clave para el turismo español.

Cuatro años antes de la visita de Plath y Hughes a Benidorm, el alcalde por aquel entonces de la localidad, Pedro Zaragoza, se lanzó con su Vespa dirección al Palacio del Pardo, para entrevistarse con el dictador Francisco Franco, y a su mujer, Carmen Polo, y convencerles de que aprobasen el uso del bikini en las playas del municipio alicantino. El bikini, un objeto tan irrisorio hoy en día, era una pieza clave para los planes del alcalde, pues su aprobación permitiría el auge del turismo extranjero –de Europa central y los países nórdicos’ en la localidad, contribuyendo así al cambio de modelo productivo y estratégico que Zaragoza tenía en su mente para Benidorm: convertirse en un referente turístico a nivel nacional y europeo. 

Desde ese momento, Benidorm no ha parado de crecer tanto en términos de visitas turísticas como en término urbano. Se encuentra en el tercer puesto a nivel europeo en concentración de edificios altos, por debajo de Londres y Milán. Y su plano urbano, divido principalmente en tres zonas colindantes con las playa de Levante, Mal Pas y Poniente, facilitan al viandante la movilidad y el disfrute de la ciudad.

En el acervo popular, y equívocamente, se ha asociado en muchas ocasiones a Benidorm con un turismo enfocado hacia la tercera edad y al turista de origen anglosajón. Nadie duda de la existencia de ambos casos, pero Benidorm no es solo eso, ni mucho menos. Con el espíritu de Pedro Zaragoza por bandera, Benidorm está continuamente reinventándose y ofreciendo a todo tipo de público la multitud de oportunidades de ocio que tiene a su alcance. Entre ellos, al público LGTB.

Los kilómetros de playas, el sol garantizado, la variedad y calidad gastronómica mediterránea y una amplia oferta cultural y de ocio LGTB están posicionando a Benidorm como uno de los destinos turísticos gays del momento. Hoteles, restaurantes, bares, empresas ya se han puesto en marcha para acoger con los brazos abiertos al público arcoíris.

Gracias a las buenas infraestructuras de transporte de las que goza la comarca, el trayecto desde cualquier punto de España hasta el aeropuerto o estación de tren de Alicante se hace en un abrir y cerrar de ojos. El tren de Alta Velocidad (AVE) apenas tarda dos horas y media en unir la capital alicantina con la española.


Alojamiento


Benidorm acoge una inmensa gama en lo que alojamientos se refiere. Muchos de ellos enfocados al turista LGTB, como el Hotel Don Pancho. Construido a consecuencia del boom turístico de los años setenta, fue uno de los primeros hoteles cuatro estrellas de la ciudad.  Situado  en plena Avenida del Mediterráneo y frente a la playa de Levante, acaba de ser reformado este mismo año en su totalidad. Un cambio de look adaptado a los nuevos tiempos para uno de los hoteles más históricos y relevantes de la ciudad.

                                                                                                                                                   

Si amas el minimalismo, la sencillez y la elegancia, el Hotel Villa Venecia, localizado justo en el casco histórico de Benidorm, junto al Mirador del Mediterráneo es el ideal para ti. Su posicionamiento frente al mar te ofrece el disfrute de las mejores vistas del Skyline de la ciudad y de la costa benidormense. En su restaurante Llum de Mar tendrás la oportunidad de degustar platos innovadores y elaborados con productos de la zona.

En cambio si eres de los que buscan alejarse un poco del ajetreo de la ciudad y prefiere zonas más periféricas, el Asian Garden Hotel, te ofrece la oportunidad de trasladarte, en cuestión de pocos minutos y sin pasar por el check in del aeropuerto, al sudeste asiático. De estilo balinés y cuidados jardines, está enfocado al confort y la relajación de sus huéspedes. Cuenta con siete piscinas distribuidas por todo el resort y un Thai Spa con el que podrás disfrutar de mansajes con más de 2.500 años de antigüedad. Sucumbirás a la multitud de actividades que se ofertan, tales como Yoga, Chi Kung, Tai Chi, Pranayama, relajación y meditación, además de talleres de coctelería y cocina asiática entre otras.

 

También en las afueras encontramos el Hotel Meliá Villaitana. Sus habitaciones e instalaciones simulan la arquitectura de un pueblo tradicional mediterráneo. Uno de los mayores atractivos del hotel es sin duda alguna su campo de golf. Creado por la empresa Nicklaus design, se divide en dos pistas; el Campo de Golf de Levante par 72. De estilo americano con calles amplias, con un Green de moldeo exquisito y con más de 6.500 metros de longuitud. Y el Campo de Golf de Poniente par 62, con casi 4.000 metros de longitud. Perfecto tanto para aquellos que se inicien en el mundo del golf como para los más veteranos en la práctica. 


El ambiente gay de Benidorm


El ambiente gay de Benidorm se encuentra en su centro histórico, colindante con la playa de Mal Pas. La numerosa cantidad de pubs y bares dedicados al público gay es considerable, tales como la disco dance club DKCH o los pubs Breve Encuentro o Nice. Al encontrarse la mayoría de ellos en la zona centro, mucho de estos locales son de pequeño tamaño, pero llenos de vida y de buena música. Algo que no encontrarás a menudo en los clásicos barrios gays de nuestro país y que sí lo hallaras en el de Benidorm es la internacionalidad de su público. Muchos de ellos provenientes de países anglosajones que otorgan al barrio un carácter cosmopolita. Durante la época estival el turista gay nacional se conexiona con el anglosajón creando una malgama de estilos y experiencias difícil de rechazar. La interculturalidad y la diversión están más que aseguradas. Benidorm cuenta con dos grandes eventos dedicados a la comunidad LGTB. El Benidorm Pink Weekend y el Benidorm Pride.


Benidorm Pink Weekend y Benidorm Pride


El Benidorm Pink Weekend es la antesala del Orgullo gay de la ciudad y se festeja en el mes de mayo. Un fin de semana de diversión incesante con actuaciones en directo y al aire libre de numerosos artista y DJs. Con especial reconocimiento a sus noches “rosas” en la que podrás disfrutar de espectáculos y performances en más de 20 bares, además de degustaciones gastronómicas.

Más adelante, en el mes de septiembre, nos encontramos con la fiesta clave por excelencia para el público gay de la ciudad, el Benidorm Pride. Con su correspondiente fabuloso y colorido desfile junto a la playa de Levante, que cuenta con más de 20 carrozas y la participación de más de 300 personas, el cual este año finalizará en el escenario Arena Julio Iglesias, con entrada gratuita al público, y en donde podrás disfrutar de las actuaciones de varios artistas invitados. Tampoco puedes perderte la fiesta al aire libre que se celebrará en el Mirador del Mediterráneo, un punto de encuentro para adentrarte, después de haber contemplado la bella puesta de sol, en la multitud de fiestas programadas en los distintos bares de la zona gay. Este año el Benidorm Pride tendrá lugar entre el 5 y 11 de septiembre. ¡No te lo pierdas!

Ya se sabe que para gustos los colores, y dentro del público LGTB no todos son amantes del ambiente más rosa. Para aquellos que prefieran otros tipos de experiencias, Benidorm les regala un sinfín de actividades a realizar para poder disfrutar al máximo de la ciudad, y la comarca, desde otros puntos de vistas. Es por ello que te ofrecemos 

una selección de 5 planes para hacer en tu viaje a Benidorm, DESCÚBRELOS PINCHANDO AQUÍ

Página 1 de 6