Sunset Boulevard: Paloma San Basilio se tira a la piscina en Tenerife

Cuando ya no necesita demostrar nada, Paloma San Basilio se lanza al vacío para meterse en la piel de Norma Desmond en esta función estrenada en Tenerife. Un reto con el que la cantante se consagra como la reina indiscutible del musical.

[14:19, 28/12/2017] Joaquín Shangay:

 

Es, posiblemente, el último gran musical de Andrew Lloyd Webber: Sunset Boulevard es la apoteosis del mago del show business, un hombre que lleva rompiendo moldes desde antes de que Jesucristo Superstar reventase las taquillas de medio mundo. ¿Su canto del cisne? Quien sabe, que la vida da muchas vueltas. Lloyd Webber es también un compositor al que Paloma San Basilio está muy ligada, pues el creador de Evita ha manifestado que la Eva Perón de Paloma en el teatro Monumental en 1980, de la mano de Nacho Artime y Jaime Azpilicueta, es una de las interpretaciones del personaje que más le han gustado en el mundo. Y 'evitas' ha habido muchas, y muy grandes.

Pues con Lloyd Webber, Azpilicueta y Sunset Boulevard regresa precisamente Paloma San Basilio al musical, un género en el que acaba de dar un importante paso que la consagra (aún más) como la gran dama que es. Estrenada el pasado 27 de diciembre en Tenerife, se trata de una puesta en escena a medio camino entre la primera producción del Adelphy Theatre de Londres en 1993, con Patty Lupone como Norma Desmond, y el pequeño (e interesantísimo) montaje que subió en 2008 a las tablas de un pequeño teatro de Leicester Square, en el corazón del West End, en el que los cantantes eran a la vez los músicos. La versión que estrenó Glenn Close en Broadway (que, por contrato, tenía que haber protagonizado la Lupone y por ello llevó a los tribunales a Lloyd Weber) es la misma que la de Londres, y la reciente reposición es una versión reducida previa a su adaptación cinematográfica, también con Glenn Close. A Tenerife llega en una apuesta de Azpilicueta, muy inteligente que hace de la necesidad virtud, con una vistosa (y eficaz) escenografía de Ricardo Sánchez Cuerda que permite una posible (y necesaria) gira de la función. Estamos ante una obra maravillosa, con una música magistral, que admite, si se hace bien, todos los formatos. Y aquí está muy bien hecha.


With one look de Paloma San Basilio en español se llama Sin hablar, y suena así


El director vasco, que tiene en su currículum muchos de los más taquilleros musicales que se han puesto en escena en nuestro país, ha sabido combinar muy bien la espectacularidad que requieren ciertos momentos de la obra (en la que el rol protagonista roza –incluso sobrepasa– el esperpento) con la intimidad de otros en los que se refleja la miseria de un mundo (el de Hollywood) sin piedad y en el que “vales lo que haya recaudado tu última película”. La historia de Sunset Boulevard, basada en la magistral película de Billy Wilder de 1950, que en España se tituló El crepúsculo de los dioses, es una de las más duras que hay sobre las crueles y despiadadas gentes de la meca del cine, esa fábrica de sueños y glamour que ha dejado miles de vidas rotas… pero también millones de maravillosos y mágicos kilómetros de celuloide.


David Álvarez, que estrenó Billy Elliot en Broadway y consiguió un Tony por ese papel, estuvo en Tenerife en el estreno mundial de Sunset Bulevard en español. Al terminar la función pasó a felicitar a Paloma San Basilio al camerino y Shangay fue testigo en exclusiva de este encuentro.

 

Esta producción del Cabildo de Tenerife (que pretende convertirse en un importante foco de producción de musicales, algo que hay que aplaudir y difundir, sobre todo para que no sean obras de corto recorrido, sino para que salgan de la falda del Teide y se vean por toda España y/o América) ha permitido a Paloma San Basilio cumplir el sueño de ser Norma Desmond, algo que llevaba años acariciando. Y la espera ha merecido la pena: la cantante se consagra como actriz. Si My Fair Lady fue un paso de gigante en ese terreno (en las dos producciones diferentes que hizo del mismo musical), en Sunset Paloma ‘lo da todo’. Muy bien arropada por un maravilloso vestuario del tinerfeño Leo Martínez, Azpilicueta consigue sacarle una Norma Desmond que está en las antípodas de la cantante, un diva de la canción y los escenarios, pero con una personalidad y estética que en nada recuerda a la estrella del cine mudo. Paloma ha hecho un gran trabajo en los ensayos y el día del estreno estaba, sencillamente, soberbia. Es de esperar que el personaje siga creciendo y, según lo haga más suyo aún, esta Norma Desmond llegará a ser todavía más redonda.

Cuando hace unos años la cantante realizó su gira de despedida, también anunció que regresaría puntualmente con proyectos que le interesasen. Este era un riesgo y le ha merecido la pena correrlo: tirarse a esta piscina en Tenerife era algo que tenía que hacer para redondear su carrera. El papel de Norma Desmond es un bombón y la San Basilio se lo devora. Si a eso se añade que Joe Gilles (el joven guionista arruinado del que se enamora y al que 'secuestra' ofreciéndole dinero y trabajo) es el argentino Gerónimo Rauch (que, entre otras cosas, ha sido el Phantom de El fantasma de la ópera, y Jean Valjean de Los Miserables en Londres; o protagonizó Jesucristo Superstar en Madrid) hace que esos duelos entre ambos en escena alcancen momentos sublimes y de gran tensión teatral.

El resto del elenco (muchos de ellos actores canarios) forman un solidísimo reparto en el que destaca Inma Mira (que fue Evita en la última versión española de la obra que, al igual que esta, estaba producida por el Cabildo de Tenerife, aunque jugaba en otra liga) saca garra, talento y voz como Betty Schaefer, la joven escritora que se enamora del Gillis y que cierra el triángulo amoroso de la trama. Un cast redondo para un musical que tiene que verse fuera de las ocho funciones programadas en la isla. Dejarlo morir aquí sería un delito. Estamos ante el estreno mundial de Sunset Boulevard en español y esto tiene que verse (y saberse). 

Paloma San Basilio cerró un capítulo de su vida con su biografía, sigue leyendo

Página 1 de 4