Tailandia: El arte del buen vivir

Es uno de los diez destinos turísticos más visitados del planeta, y sin duda uno de los más sorprendentes y completos. Su envidiable clima, sus paradisíacas playas y su ancestral cultura contribuyen a hacer de Tailandia un país mágico.

POR: Iván Salcedo

Cuando visitas Tailandia comprendes lo bien que sienta que una de las frases que más se escucha allá donde vas sea “Mai pan rai”, que viene a significar “No te preocupes, sé feliz”. Y es tan variada la oferta turística en el denominado ‘país de la sonrisa’ que el visitante no puede por menos que sonreír a todas horas en cuanto se impregna del denominado thainess, el arte de vivir tailandés, una forma única de entender el mundo que se contagia.


Chiang Mai

 

Tailandia ofrece una enorme variedad de planes, tantos como distintos resultan todos y cada uno de los rincones de este fascinante país. El buen clima del que disfrutan todo el año invita a visitar en cualquier momento playas paradisíacas del sur como Krabi o Phuket. Y los amantes del turismo con un punto exótico y romántico no pueden dejar de visitar en el norte maravillas como Chiang Mai, ciudad con una riqueza cultural extraordinaria, o Chiang Rai, con joyas como El Templo Blanco y La Casa Negra.


Chiang Rai

 

Es importante destacar igualmente el respeto extremo de los locales hacia cualquier visitante. Su gran hospitalidad es uno de los pluses que tienen en cuenta los turistas LGTB, conscientes de que Tailandia es un país en donde la homosexualidad está plenamente aceptada. De manera que todo turista, sin importar su orientación sexual ni género, puede zambullirse libremente en el disfrute del thainess, una filosofía que engancha. Uno de los mil y un encantos de un país que invita al relax y al disfrute de sus infinitos contrastes y de una oferta amplísima de atracciones turísticas. En cualquiera de sus rincones resulta muy fácil ser feliz, y empaparse de su enriquecedora filosofía vital no cuesta ningún esfuerzo, y los beneficios son incalculables.


Playa Phuket

 


Puro Bangkok

No solo es una de las ciudades más gayfriendly de Tailandia –además de la más poblada–. La capital del país es donde mejor se reflejan los infinitos contrastes que hacen de ella un destino turístico tan deseado. Porque en Bangkok conviven rincones que evidencian el respeto por su ancestral cultura como otros de una modernidad rotunda.


CONSULTA EN TU AGENCIA DE VIAJES LOS PROGRAMAS DISPONIBLES DE POLITOURS. 
MÁS INFORMACIÓN EN WWW.TURISMOTAILANDES.COM