Trono gay: ¿Por qué Italia sí y nosotros no? Analizamos los motivos

Después de nueve años, el programa de Emma García todavía sigue dando largas sobre la esperada inclusión de los homosexuales en el formato. ¿A qué se debe esta larga espera? ¿Alguna vez se hará realidad?

Otro de los argumentos que hacen que el trono gay continúe siendo un sueño de los espectadores es el de los cambios a los que tendría que enfrentarse el formato del programa. Argumento que se cae por su propio peso, ya que da lo mismo que sientes a un hombre que a una mujer, las relaciones con sus pretendientes, las citas, y los problemas entre ellos van a surgir igual. Además, esto se está comprobando en la versión italiana del programa Uomini e Donne, que incluyó a su primer tronista gay durante el verano de este mismo año. El trono de Claudio Sona se convirtió en un éxito en Italia, le aportó un aire fresco al programa y le dio una nueva perspectiva sobre el amor en otras vertientes.

Actualmente, Mujeres y Hombres y Viceversa está sufriendo importantes y duros cambios como formato, ya que los tronistas viven en una casa para darle más contenido al programa. Creo que esto desvirtúa más la esencia y el origen del programa que elegir a un tronista con una orientación sexual diferente. Por lo tanto, y basándome en las intenciones de la productora de subir audiencia, creo que una de las mejores bazas con las que puede jugar ahora mismo el programa es incluir en sus filas de pretendientes y tronistas a un miembro de la comunidad LGTB. Esto podría traer nuevos adeptos al programa de citas y conseguir reflotar el número de espectadores, que tanta falta les hace ahora mismo. Por no hablar de la ayuda que aportaría esta inclusión a la normalización de las relaciones homosexuales en nuestra televisión.

Más noticias de televisión, AQUÍ

Página 2 de 2