Una ruta por la Navidad más LGTB de Alemania

Si por algo destaca Alemania es por su rica tradición navideña. Al llegar diciembre, sus ciudades se llenan de luces, actividades y mercadillos que ofrecen un punto de vista distinto, y muy especial, del país. Ya sea en pareja, en familia o con amigos, las visitas a estos lugares son imprescindibles para disfrutar de las costumbres y las gastronomía popular del país.


Mercadillo de Bremen

 

Parece mentira, pero la Navidad está a la vuelta de la esquina. El frío nos va obligando a sacar los abrigos, las bufandas, los guantes... Y las ciudades cuentan los días para lucir sus luces y mercadillos. Pero si hay un país que destaca por su dedicación en estas tradiciones es Alemania. Un destino inmejorable para el próximo puente de diciembre que cuenta con vuelos desde tan solo 89 euros con Lufthansa.

La atmósfera de sus principales ciudades se torna cálidamente invernal y, aunque la nieve lo cubra todo, las calles se llenan de vida. Siendo fieles a sus costumbres, al llegar los primeros días del último mes del año casi todas las ciudades alemanas inauguran sus mercadillos, conocidos como ‘chriskindlemarkt’. Decenas de pequeños quioscos de madera conforman estos lugares imprescindibles en los que se pueden encontrar productos artesanales, decoraciones de Navidad, juguetes, vinos calientes, galletas o especialidades locales. Cada invierno, los mercadillos se llenan de personas de todas las edades, amigos, familias, parejas, turistas..., dispuestos a compartir momentos mágicos.


Mercadillo de Dresde

 

Todos merecen una visita, aunque algunos de ellos destacan por su historia, sus dimensiones o su oferta. La ciudad de Dresde puede presumir de tener el mercadillo más antiguo de toda Alemania, el Striezelmarkt. En Bremen encontramos uno de los más extensos, que acoge más de ciento setenta puestos. Los amantes del dulce deben visitar el mercadillo de Núremberg, con una tradición de tres siglos. Sus puestos son un gran escaparate de gastronomía popular, con las bonitas muñecas comestibles hechas de ciruelas pasas, higos secos, uvas pasas y nueces, o el célebre pan de especias. Y si lo que se busca es algo totalmente diferente, y picante, la elección perfecta está en Hamburgo: el mercadillo navideño erótico Santa Pauli. Se encuentra en el barrio rojo, una de las zonas más animadas de la ciudad, y cuenta con una rica programación de música y espectáculos en directo.

Como estos, otros muchos mercadillos, eróticos o no, invitan a conocer el país con un enfoque diferente y muy especial.


Mercadillo Santa Pauli de Hamburgo

 


Navidad LGTB

Además de los curiosos mercadillos eróticos, en Alemania encontramos algunos otros destinados al colectivo LGTB, como el Rosa Weihnacht de Frankfurt o el Pink Christmas, que se celebra en el barrio Glockenbach de Múnich. En ellos te esperan deliciosos dulces y vinos calientes, espectáculos nocturnos, y un ambiente en el que gays, lesbianas y heterosexuales, ya sean familias, vecinos o turistas, se sienten a gusto.


MÁS INFORMACIÓN EN GERMANY.TRAVEL


Más viajes, AQUÍ