Utiliza a su hija lesbiana para timar a famosos de la televisión

Muchos son los tertulianos de televisión que han comentado últimamente una supuesta estafa, que todos tienen en común, en la que una persona les pide dinero porque su hija lesbiana se quedó tetrapléjica por una paliza...

POR: Redacción

Ha sucedido en varios puntos de Madrid y con periodistas de diferentes medios de comunicación. Mientras la víctima, siempre un tertuliano de televisión, pasea por la calle, el timador, un hombre de unos 50 años vestido con aspecto muy normal, se acerca a ellos y comienza su plan.  

La estrategia es sencilla: el timador siempre está informado sobre el personaje al que va a estafar, y lo para por la calle haciéndose pasar por un ex compañero de trabajo, concretamente por un operador de cámara del programa en el que trabaje el tertuliano en cuestión. El individuo le hace creer que trabajaron juntos pese a que este no se acuerde. A partir de este momento comienza a relatarle su supuesto drama: le cuenta que viene de ver a su hija del Hospital de Toledo, dando por hecho que el tertuliano sabe lo que le sucedió a su hija: “Le dieron una paliza horrible el año pasado. Salió en los periódicos. Verás, es que mi hija, que tiene 24 años, es lesbiana. Iba un día por la calle Isaac Peral y dos chicas le dieron una paliza. Le reventaron el cráneo con un bate de béisbol y ha quedado tetrapléjica...”.

Los tertulianos, claramente, no saben de qué historia ni de qué hija le están hablando, pero el timador logra tocar su fibra sensible y se preocupan por su estado de salud. Cuando ha conseguido que el colaborador televisivo esté completamente dentro de la mentira, le añade otro matiz más dramático aún a la historia: “Pues fíjate, todo me toca a mí. Porque mi mujer murió de cáncer hace tres años... Menos mal que está Cristina, la pareja de mi hija, que se encuentra ahora mismo con ella en el Hospital de Tetrapléjicos, así puedo venir yo a Madrid, darle una vuelta a la casa y ducharme. Ahora llego de Atocha [o cualquier otro sitio, dependiendo de donde se haga la estafa] y esta tarde regresaré a Toledo”.

En el momento de la despedida, es cuando el supuesto timador utiliza sus mayores dotes de actor y empieza la maniobra del timo. “Disculpa… Me da mucha vergüenza… Pero es que solo llevo 55 céntimos encima, y tengo que coger el autobús hasta Toledo... ¿Tienes algo por ahí y te lo devuelvo la próxima vez que nos veamos? ¿O te lo llevo a tu empresa?”.

No todas las veces le habrá funcionado, pero después de las dos historias que cuenta, muchos son los tertulianos que afirman haberle dado dinero para poder coger el autobús o para almorzar, dependiendo de la variante de timo que el estafador utilice en ese momento.

No sabemos más datos de esta persona ni a cuanta gente habrá intentado estafar o, directamente, ha estafado. Lo que sí sabemos es que muchos de ellos han picado en su trampa, según ha publicado el diario Abc que ha sido quien ha dado a conocer esta noticia.

Más noticias LGTB, AQUÍ