Verónica Echegui y Dani Pérez Prada: duelo teatral en ‘El amante’

No es solo una obra de Harold Pinter lo que protagonizan Verónica Echegui y Dani Pérez Prada en El Pavón Teatro Kamikaze de Madrid. ‘El amante’ es toda una experiencia para los sentidos, que hace más fácil digerir el drama de sus personajes.


Fotografía: Vico Vang

 

Un Premio Nobel de Literatura escuda el texto del dramaturgo británico Harold Pinter que Nacho Aldeguer ha adaptado y dirigido de una manera original e innovadora en El Pavón Teatro Kamikaze de Madrid. El amante es una controvertida obra que se ha convertido en una apetecible experiencia gastro-escénica. Una velada con aperitivo incluido, creado por el prestigioso chef Diego Guerrero. Verónica Echegui y Dani Pérez Prada darán la bienvenida a todo aquel que acepte su invitación, pero no están solos, pues también han puesto su grano de arena en el proyecto actores como Junio Valverde y Álex García, la directora María Ripoll, que firma un cortometraje que forma parte del montaje, o Leticia Dolera, responsable del teaser del espectáculo. Todos ellos invitan al espectador a convertirse en voyeur para conocer los entresijos de esta pareja desde dentro.

SHANGAY ⇒ ¿Qué se va a encontrar el público cuando entre al teatro a ver El amante?
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ De primeras, una fiesta en la que se celebra el décimo aniversario de los personajes, Richard y Sarah, donde además podrán disfrutar del picoteo que ofrecen. La idea es que el público se sumerja en su mundo, que les conozca un poco, y que después pasen al verdadero asunto, la función en sí, en la sala principal del teatro.
DANI PÉREZ PRADA ⇒ De esta manera el espectador ve las dos caras de una pareja. Lo que vende al exterior, de cara a sus amigos, y su mundo interno. Eso es precisamente lo que nos gustaría hacer cuando vemos a una pareja aparentemente perfecta, y pensamos que no todo puede ser tan idílico. 

SHANGAY ⇒ ¿De qué modo participa el público?
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ Está involucrado, pero no se le obliga a actuar. No vamos a sacar a nadie; compartimos espacio, pero si alguien no quiere interactuar, no lo hace. 
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Es como cuando te llevan a una fiesta en la vida real. Tienes la opción de quedarte en un segundo plano, y que te presenten al resto sin decir nada, o bien entrar al juego. 

SHANGAY ⇒ Ambos tenéis mayor experiencia ante la cámara. ¿Cómo vivís este cambio al tener al público a vuestro lado?
DANI PÉREZ PRADA ⇒ A mí me pone. Hay una sensación de excitación al tener al público tan cerca. Quizá hay quien piense que puede llegar a ser incómodo para el actor y para el público, porque se rompe una barrera de intimidad, pero a mí me gusta. 
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ Si estoy dentro del personaje no me importa, es una manera de entrar y calentar motores para luego ir a la verdadera historia, me viene bien. 

“Verónica es un animal salvaje que lo hace todo más fácil” (Dani Pérez Prada)


SHANGAY ⇒ ¿Qué medio saca lo mejor de vosotros?
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Hemos trabajado más ante la cámara, e incluso diría que a mí me gusta más el lenguaje cinematográfico, porque es más tramposo y misterioso. Pero la sensación que te da el teatro es inigualable. Salir al escenario, saber que tienes una hora y media por delante y que no hay vuelta atrás... Eres tú frente al texto y ante el público, pase lo que pase. Es ser actor en estado puro.

SHANGAY ⇒ La obra se estrenó la temporada pasada, pero Verónica se ha incorporado ahora. ¿Cómo ha sido esta ‘adopción’ sobre las tablas?
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ Me siento muy bien acogida. Me han dado la posibilidad de trabajar cosas que ellos ya habían recorrido, pero que yo necesitaba hacer para acercarme a la historia. He necesitado entrar poco a poco.
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Yo estoy encantado. Realmente es otra obra, hemos empezado de cero con este animal salvaje que todo lo puede y que lo hace todo más fácil. Con ella todo está más a flor de piel.

SHANGAY ⇒ También contáis con Álex García...
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ Álex se centra en la dirección creativa del proyecto, pero también interpreta a Julito, un amigo nuestro que nos ha organizado el cóctel inicial.
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Es el que lleva al público a la sala grande. Aunque me temo que si Álex García se ocupa de la fiesta, habrá días que no lleguemos a la obra... [risas].


“Es importante que se actualicen las propuestas de teatro” (Verónica Echegui)



Fotografía: Vico Vang

 

SHANGAY ⇒ Volvamos al texto. Comienza con un rotundo: “¿Tu amante va a venir hoy?”.
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Es Harold Pinter en estado puro. Es la apertura de obra más brutal, directa y desconcertante que he leído nunca. Desde el primer momento, el espectador se queda desconcertado.

SHANGAY ⇒ Y continuáis hablando sin prejuicios de sexo, pasión, infidelidad y erotismo.
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ Como en todo tema polémico, es necesario escarbar y ver lo que hay más allá de la superficie. Lo importante no son realmente temas como el erotismo o la fidelidad, sino más bien la problemática de cada uno consigo mismo. En la obra, estos temas revelan que los personajes no se pueden comunicar, no saben hacerlo, y además tienen mucha dependencia. 
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Son problemas que casi todos tenemos, pero hasta que no te los ponen delante en un caso así, no te preguntas por qué ocurre.


“Cuanto más extrema es una historia, el impacto que tiene en mí es mucho mayor” (Verónica Echegui)


SHANGAY ⇒ Habláis de problemas comunes, de hecho hay quien afirma haber cambiado su concepción de pareja tras ver la función. ¿Es tan potente lo que vais a mostrar?
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Bueno, depende de la relación que cada uno tenga con su pareja. Pinter tiene una forma de escribir desconcertante, y hace que la obra no sea fácil de recibir. Pero una vez sacas tus conclusiones y desentrañas qué están queriendo decir los personajes, puede que te veas reflejado y te replantees su relación. Aunque esta es una pareja algo estrambótica, a la cual le suceden cosas que nos podrían pasar a nosotros, pero de manera extrema. No resuelven sus problemas como se podría hacer en la vida real. 
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ A mí, por ejemplo, me interesa mucho Cisne negro, me siento muy identificada con esa película. Es una historia que roza un punto muy extremo, y precisamente por eso el impacto que tiene en mí es mayor. Algo así sucede con esta obra. Hay material para hacerse muchas preguntas y reflexionar. Igual la gente se plantea cosas como “¿Estoy siendo honesto conmigo mismo con respecto a lo que hago? ¿Estoy hablando lo que necesito hablar?”.

SHANGAY ⇒ El Pavón suele apostar por temáticas cotrovertidas y formatos innovadores, como es el caso de El amante. ¿Creéis que esta renovación del concepto de teatro ayuda a acercarlo al público de hoy día?
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Ojalá. Desde que hace un año abrió sus puertas, la programación de El Pavón Teatro Kamikaze ha sido de lo más completa, ha tenido hasta obras de ciencia ficción. Es lo que hace falta en el teatro, salir de la comodidad. Además tiene tantas obras programadas, tantos encuentros con el público, presencia antes de cada función... Parece un parque de atracciones dramatúrgico.
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ El teatro ha sido un lugar de encuentro desde sus orígenes. Por eso es importante que se actualicen las propuestas para generar ese acercamiento al público, porque el teatro es de todos.

SHANGAY ⇒ Y cuando dejéis de ser ‘amantes’, ¿en qué otros proyectos os embarcaréis?
VERÓNICA ECHEGUI ⇒ Acabo de estrenar en cine La niebla y la doncella, y después de la obra me iré a Londres a grabar una serie estadounidense que se llama Trust, dirigida por Danny Boyle, junto a Donald Sutherland, Hilary Swank... Pero no me voy para siempre; busco buenos proyectos independientemente de dónde sean o en qué formato.
DANI PÉREZ PRADA ⇒ Bueno, lo primero que vamos a hacer cuando acabemos El amante será emborracharnos en el bar de El Pavón [risas]. Después tengo muchas cosas por delante: la nueva película de José Luis Cuerda, empiezo un papel en una serie de TVE, y alguna otra cosa más que se está cociendo. Gracias al cielo, estamos ocupados. 


Fotografía: Vico Vang

 


EL AMANTE SE REPRESENTA DE VIERNES A DOMINGO EN EL PAVÓN TEATRO KAMIKAZE HASTA EL 8 DE OCTUBRE