Videojuegos “obscenamente gays” contra la homofobia

El desarrollador de videojuegos gays Robert Yang pretende hacer que la realidad virtual sea tan gay que asuste a los homófobos. Él mismo ha hablado de su controvertido proyecto.

POR: Pablo Carrasco de Juanas

Robert Yang es un conocido y polémico desarrollador de juegos independientes cuyas creaciones escudriñan el sexo gay y el universo LGTB en todos sus matices, y con mucha visión artística. Los juegos de Yang incluyen, por ejemplo, Hurt Me Plenty, sobre relaciones y expresiones de cariño y afecto de las parejas BSDM (sadomasoquistas) y Radiator 1 sobre la “observación de estrellas, divorcio gay y Emily Dickinsoning”.

Su nuevo título, Radiador 3, es una reedición de su Rinse & Repeat. El juego, que te permite explorar el vestuario de un gimnasio repleto de hombres desnudos a los que frotarles la espalda, ahora está totalmente adaptado para la realidad virtual.

En una reciente entrevista para el blog Kotaku, Yang explicaba que su esperanza es hacer realidad virtual “obscenamente gay” para alejar de esa manera a los homófobos. “Sería maravilloso si les pudiera convencer de que la realidad virtual es para gays, así estos asquerosos no se acercarían a la tecnología”, puntualizaba.

En otro blog del 21 de marzo, Yang dijo lo siguiente: “Vamos a inundar la realidad virtual con historias de homosexuales, ideas gay, imágenes gays, cuerpos gays, sentimientos de homosexuales, sistemas gays e interacciones gays”. Su objetivo final es desarrollar una teoría de la realidad virtual gay.

Según ha avanzado en Twitter, su próximo proyecto versará sobre el cruising gay en baños públicos. 


Si quieres ver imágenes muy sexys del videojuego, pasa página

Página 1 de 2

Lo que comentan nuestros seguidores