Descubre ‘La Bella y la Bestia’, el cuento del que nunca nos cansamos

Disney recupera el mensaje que nos transmitió la versión animada de 1991 con esta nueva adaptación de ‘La Bella y la Bestia’. Un magnífico reparto, una maravillosa banda sonora y algún guiño LGTB dan lugar a esta revisión de una película mítica.

POR: Daniel Ródenas Muñoz

En plena segunda edad de oro de la Factoría Disney, una etapa comprendida entre el año 1989 –coincidiendo con el estreno de La Sirenita– y 1999 –año del lanzamiento de Tarzán–, y que supuso el renacimiento del estudio de animación, llegó a la gran pantalla una película que no dejó indiferente a nadie. Basada en un cuento de hadas titulado La Belle et la Bête, escrito por Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve en la Francia del siglo XVIII, La Bella y la Bestia supuso un punto de inflexión, ya no solo dentro de Disney, sino del mundo del cine. Nunca antes una película de animación había estado nominada al Oscar a Mejor Película, y aunque no pudo hacerse con el preciado galardón, sí ganó los Oscars a Mejor Banda Sonora y Mejor Canción, tres Globos de Oro y cuatro Premios Grammy. Fue el primer largometraje de animación en recaudar más de cien millones de dólares en taquilla en su estreno, y también la primera cinta animada de Disney que dio el salto a los escenarios teatrales. El musical estuvo trece años en la cartelera de Broadway, se tradujo a ocho idiomas y se representó en más de veinte países.

Con semejante currículum, ¿cómo afrontar una nueva adaptación de La Bella y la Bestia? Eso fue lo primero que pensó Bill Condon cuando el estudio le presentó la idea. El director –ganador de un Oscar y poseedor de una filmografía tan diversa que incluye Soñadoras, La Saga Crepúsculo: Amanecer Parte 1 y 2, Mr. Holmes y Kinsey– tuvo claro una cosa: la cinta de 1991 es una película perfecta, por lo que era absurdo hacer una revisión bajo otro punto de vista o dar otro enfoque a la historia, como ha ocurrido con otras adaptaciones actuales de grandes clásicos de animación. Es por ello que Condon decidió respetar al máximo la película original. 


PERSONAJES DE CARNE Y HUESO

Un gran musical de la talla de La Bella y la Bestia necesitaba de un reparto que pudiese brillar con luz propia, y la elección de los actores no pudo gustar más a todos aquellos que crecieron convencidos de que “la belleza está en el interior”. Nadie mejor que Emma Watson para ponerse en el papel de Bella. Desde el momento en que se pudo ver la primera imagen de la actriz como la joven aldeana cuyo objetivo es leer y aprender cada día, vivir aventuras, viajar y ser independiente, en lugar de casarse y tener una vida monótona, se supo que ella era la auténtica Bella de carne y hueso.

El actor británico Dan Stevens –conocido por interpretar a Matthew Crawley en la serie Downton Abbey– tuvo un trabajo muy distinto, ya que tuvo que dotar a su personaje de matices que hicieran ver al espectador al humano que hay dentro de la Bestia. El egoísta galán Gastón tiene el rostro del atractivo Luke Evans, quien dejando atrás la arrogancia, tiene todas las cualidades que corresponden al personaje, además de un importante bagaje dentro del teatro musical. Kevin Kline, Ewan McGregor, Ian McKellen y Emma Thompson completan un reparto único e inmejorable que da vida a los personajes secundarios e imprescindibles de este clásico.


UNA OSCARIZADA BANDA SONORA

Otro de los signos de identidad de La Bella y la Bestia es su banda sonora, una premiada obra maestra compuesta por el ocho veces ganador del Oscar Alan Menken junto al fallecido Howard Ashman. En esta nueva versión, Menken vuelve a ponerse al frente de la misma para mantener el espíritu de la original, aunque se han introducido ciertas variaciones en las canciones existentes y se han añadido otras nuevas escritas junto a Tim Rice (letrista de obras como Evita o Jesucristo Superstar), compuestas con vistas a obtener alguna nominación al Oscar a la mejor canción original del próximo año. Estos tres temas que se incorporan a la banda sonora cuentan nuevas partes de la historia, la llevan a nuevas direcciones y, además, encajan perfectamente con la trama de la historia.

Quien también repite en este proyecto es Céline Dion. La cantante canadiense interpreta unas de las mencionadas nuevas canciones, How Does A Moment Last Forever, y lo hace más de 25 años después de poner voz al tema más famoso del film, Beauty And The Beast, que en esta ocasión recae en manos de otras dos grandes estrellas: Ariana Grande y John Legend. Otro de los nuevos temas incluidos se titula Evermore, y está interpretado por el conocido cantautor estadounidense Josh Goban. Así se completa la revisión de una de las bandas sonoras más famosas de la historia del cine.


¡QUÉ FESTÍN!

Esta esperada adaptación de acción real del clásico animado de Disney tiene todos los ingredientes para convertirse en un imprescindible del cine a la altura de su predecesora. Todo un festín de cine y música, y una de esas pocas películas que despiertan interés en todo tipo de público, desde el infantil –al que supuestamente va dirigida– hasta el adulto, que ya hizo suya la película animada.

Estamos ante la revisión de una obra maestra del séptimo arte que es un auténtico crossover entre el cine de animación, el musical y la comedia romántica. Una joya que Disney recupera ahora de su catálogo más preciado para volver a hacernos uno de sus maravillosos regalos.

Más cine, AQUÍ