22/05/2018

Un mundo mejor al ritmo de Janet Jackson

18 septiembre, 2014
4

Hace ya más de un cuarto de siglo, Janet Jackson puso al mundo firme… de riguroso uniforme. Se la jugó y creó una nación imaginaria inclusiva, donde heteros y gays, blancos y negros, hombres y mujeres, pudieran vivir en igualdad. Un audaz ejercicio artístico, de lo más revolucionario en 1989, que tituló Rhythm Nation 1814.

Tres años después de decir ‘aquí estoy yo’ con Control, Janet Jackson se confirmó como una artista extraordinariamente ambiciosa. Junto a sus inseparables Jimmy Jam & Terry Lewis, dio forma a un arriesgado álbum conceptual con el que derribó muchas barreras. Fusionando pop, r&b, hip-hop y funk, fue mucho más allá que cualquier artista de su generación, y firmó el último gran mega-álbum de los 80.

Su deseo de plasmar preocupaciones de índole social (la necesidad de erradicar la pobreza y la intolerancia, luchar contra el sida y apostar por la educación de los jóvenes) en un momento de transición en Estados Unidos no impidió que se convirtiera en un disco que batió numerosos récords. De él se extrajeron siete singles, y logró ser número uno con tres de ellos en tres años consecutivos, 1989, 1990 y 1991. Por no hablar del impacto de sus clips, incluido un elaborado mediometraje promocional que supuso un antes y un después en la historia de los vídeos musicales.

Rhythm Nation 1814 es un disco de lo más variado, en el que se alternan trallazos de funk industrial, como el tema que le da título o Black Cat, con enérgicos himnos r&b (Miss You Much) y amables cortes pop a mayor gloria de sus celestiales armonías vocales (Escapade, Love Will Never Do). Un disco que, 25 años después, sigue sonando atrevido e inspirado, y cuya relevancia se percibe especialmente si se disfruta de principio a fin.

¿Por qué no se ha lanzado una edición especial conmemorativa de Rhythm Nation 1814? ¿Por qué a estas alturas se sigue minusvalorando la impresionante parte central de su discografía, la publicada entre 1986 y 1999, que sin duda la sitúan como una de las artistas pop más importantes e influyentes de las últimas décadas? ¿Por qué a Madonna sí se le reconocen su apuesta por el feminismo y su defensa de una sexualidad libre y a Janet no? Preguntas sin resolver que indican que sigue siendo necesario reivindicar su figura, para que se haga justicia con su legado hasta la fecha.

Desde que editase el más que digno Discipline en 2008, tras el cual publicó un recopilatorio que dio pie a  su última gira mundial, Janet ha mantenido un largo silencio discográfico. A juzgar por algunos tuits de su fiel colaborador Jimmy Jam y por las declaraciones del ingeniero de sonido Ian Cross este verano, no queda mucho para que vea la luz un nuevo álbum de la pequeña de la saga Jackson. De momento, su fiel ejército de fans celebra los 25 años de una (con)solidísima ‘nación del ritmo’.


¿Cómo te gustaría que sonara el próximo álbum de Janet?


x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.