22/06/2018

Neil Tennant:”Cualquiera actúa como una celebrity”

10 julio, 2015
20


Fotos: Leo Aversa

La última vez que entrevistamos a Neil Tennant fue en junio de 2013. Pet Shop Boys acababan de editar Electric, su último álbum hasta la fecha [han confirmado que el próximo, de nuevo producido por Stuart Price, verá la luz en 2016], y presentaban su nueva gira [recién terminada] en Sónar. Siempre es un placer conversar con Tennant, un intelectual del pop como hay pocos. Rescatamos nuestra última charla con él coincidiendo con el 61 cumpleaños de este genio abiertamente gay.

SHANGAY ⇒ De nuevo embarcados en una extensa gira en 2013. ¿Tantas ganas tenéis de directo?
NEIL TENNANT ⇒ Es que tenemos dos discos que presentar, Elysium y Electric. La gira empezó meses antes de lanzar este último, y es la primera vez que tocamos en directo canciones que todavía no se han publicado. Decidimos arriesgarnos y ver qué pasaba, y la reacción del público es muy buena. Chris decidió, además, que para el último bis guardáramos Vocal, en vez de recurrir a Go West. A mí, como cantante del grupo, me parecía una decisión atrevida, pero tras el primer concierto en Chile vi que no tenía por qué preocuparme. Es un modo distinto de promocionar las nuevas canciones, que enseguida estaban ya en YouTube.

SHANGAY ⇒ Otra novedad a destacar es que os estrenáis editando en un sello independiente.
NEIL TENNANT ⇒ Es cierto. Esta vez vamos a poder entrar en las listas indies [risas]. Pero no ha cambiado nuestra actitud en absoluto, no nos sentimos más independientes que antes. Sí nos sentimos muy emocionados de lo fecundos que han resultado a nivel creativos estos dos últimos años. Además de Elysium y Electric hemos grabado una pieza inspirada por Alan Turing, una combinación de ‘spoken word’, música electrónica y orquesta que se estrenará el año que viene, y que es bastante posible que también editemos en disco. Dejamos Parlophone, fichamos por Kobalt y estamos descubriendo una manera distinta de concebir el negocio musical, lo cual resulta excitante.

SHANGAY ⇒ ¿Grabasteis Elysium conscientes de que era el último capítulo de una fructífera etapa?
NEIL TENNANT ⇒ No. Y no sentimos que cierre una era. Electric podíamos haberlo publicado perfectamente en Parlophone, y varias de sus canciones, de hecho, las grabamos para Elysium, como la versión de Bruce Springsteen [The Last To Die]. Una vez decidimos que queríamos que Elysium fuese un disco muy reflexivo, pensamos que inmediatamente después haríamos uno de baile. Y con Stuart Price, que nos había remezclado y había colaborado en nuestros directos, pero con el que nunca habíamos grabado.


“No es fácil tener que enfrentarte a la discriminación por tu edad”


SHANGAY ⇒ De nuevo mostráis vuestro talento para grabar versiones inesperadas. En esta ocasión hacéis una relectura en clave gay de Springsteen, nada menos…
NEIL TENNANT ⇒ Hay que recordar que Bruce Springsteen compuso la que para mí es la mejor canción de la gran crisis del sida, Streets of Philadelphia. Recuerdo que en su día Chris y yo comentamos que sonaba a Pet Shop Boys. Me encanta cuando Springsteen apuesta por los sintetizadores y las bases programadas. Fue la hermana de Chris quien le descubrió esa canción. Cuando la escuché coincidimos en que podríamos hacer una versión: a Chris le encantan los acordes que utiliza y a mí los riffs de guitarra, y tiene una letra muy poderosa. Nos encantan las versiones, aunque en los últimos tiempos no hemos grabado demasiadas. Además de esta, una de I Cried for Us de Kate McGarrigle. Rufus me invitó a cantarla en un concierto homenaje a su madre y Chris tuvo la amabilidad de ocuparse de los arreglos y ponerle su sello. Fue un reto interesante.

SHANGAY ⇒ ¿Estáis contentos de cómo os quedó Elysium?
NEIL TENNANT ⇒ Sí, me gustan mucho las canciones que incluye. Y me encanta interpretar en esta gira Invisible o Leaving. Sobre todo, disfrutamos actualizando nuestros temas de siempre; ver lo bien que fluyen al combinarlos en directo con los nuevos es maravilloso. Hay gente para que la que solo somos una banda pop que tuvo mucho éxito en los 80 y en los 90. No es en absoluto como nos vemos nosotros; por eso nos permitimos en los conciertos, por ejemplo, combinar una canción de 1987 [One More Chance] con una de 2012 [Face Like That]. Es nuestra manera de mostrar lo consistentes que somos como autores. Habremos tenido más o menos éxito en distintos momentos, pero nuestra creatividad no ha perdido vigor.

SHANGAY ⇒ Al lanzar dos discos tan seguidos favorecéis un debate entre vuestros seguidores, unos muy a favor de Elysium mientras que otros tienen clarísimo que prefieren a los Pet Shop Boys de Electric.
NEIL TENNANT ⇒ Me parece estupendo. Estos discos representan la dicotomía que siempre ha estado presente en el grupo, nuestra vena bailable y la reflexiva. A lo largo de los años, personas muy interesantes me han dicho que lo más les gusta son nuestras baladas. Recuerdo que cuando conocimos a Brandon Flowers, de The Killers, lo primero que nos dijo fue que su canción favorita es Home and Dry. Dada su edad, es posible que, después de nuestro ‘grandes éxitos’, Release fuese el primer disco de Pet Shop Boys que descubrió. Es interesante ver cómo cada cual toma partido según sus experiencias con nuestra música.

SHANGAY ⇒¿Es Electric una declaración de amor a la cultura de clubs?
NEIL TENNANT ⇒ Más que eso, diría que es un disco concebido para sonar bien en las pistas de baile. Stuart Price es, además de productor, DJ, y tiene un talento especial para estructurar los temas. Recuerdo una cita de Nile Rodgers en su autobiografía, hablando de cómo componía para Chic, que me encanta: decía que la razón de ser de una estrofa es la de llegar al estribillo, y la del estribillo anticipar el breakdown, el subidón. Nosotros queríamos que los temas de Electric funcionasen así, para que les sean útiles a los DJs.

SHANGAY ⇒ ¿Se involucró mucho Stuart Price –casado, por cierto, con vuestra mánager– en el proceso creativo?
NEIL TENNANT ⇒ Muchísimo. Todo empezó cuando le enviamos la maqueta de Axis y él nos la devolvió con algunos cambios. No tardamos en pedirle que produjese el álbum. Disfrutamos mucho el trabajo, porque nunca antes habíamos grabado un disco así. Para empezar, nos sugirió que fuésemos grabando las canciones en orden alfabético, y así han terminado ordenadas en el disco, de Axis a Vocal. La última que hicimos fue Fluorescent; Chris y yo la grabamos en Berlín, se la enviamos a Stuart y encajó perfectamente en el puesto que le tocaba en el disco. A la vez, fuimos preparando los arreglos para la gira. En ocasiones trabajábamos los tres juntos, en otras él hacía cosas por su lado y nosotros por el nuestro… Nunca sentimos que la grabación fuese una obligación, toda la experiencia resultó muy divertida; es la mejor manera posible de grabar.

SHANGAY ⇒ Como Price produjo Confessions on a Dance Floor de Madonna, ¿esperáis las temidas comparaciones?
NEIL TENNANT ⇒ Es inevitable que surjan. Supongo que con Madonna trabajaría de un modo parecido… Pero la verdad es que no lo sé, Stuart no habla de esas cosas. En ningún momento nos pusimos a cotillear sobre sus experiencias con otros artistas. Los productores son en cierto modo como los médicos, guardan celosamente el secreto profesional [risas].


Hace mucho que no se cruza en nuestro camino ninguna diva. ¿Con quién podríamos colaborar? Con Stevie Nicks


SHANGAY ⇒ Hace mucho que no colaboráis con una gran diva.
NEIL TENNANT ⇒ Hace mucho que no se cruza en nuestro camino ninguna. ¿Con quién podríamos colaborar? ¿Con quién? Stevie Nicks es la única que se me ocurre digna de mención

SHANGAY ⇒ ¿Consideras que alguien como Britney Spears se puede considerar una diva?
NEIL TENNANT ⇒ No, es una estrella pop, es distinto. No tiene el glamour puro que debe tener una diva. Ese lo tenía Dusty [Springfield]. Tampoco tiene una voz glamourosa. Liza [Minnelli] la sigue teniendo, sigue siendo una gran estrella. ¿Terminará Adele convirtiéndose en una auténtica diva? Podría ser. El mundo ha cambiado, y las divas también. El magnetismo de una Liza Minnelli ya es imposible de encontrar, ni en Hollywood ni en el pop. Ahora te encuentras con artistas como Michael Bublé, que practican un swing demasiado impostado, con esa molesta obsesión por el ‘rat pack’… Creo que nos apetecerá más colaborar con artistas jóvenes, apostar por nuevos talentos. Así que no te puedo anticipar nombres, lo interesante será descubrir a alguien desconocido.

SHANGAY ⇒ ¿Cambia tu rol creativo en un álbum como Electric, en donde las letras, que tradicionalmente compones tú, tienen menor peso?
NEIL TENNANT ⇒ En Elysium también compuse la música de algunos temas, en Electric las bases son todas de Chris. Fue interesante aunar ideas. Por ejemplo, él quería utilizar un sample de Michael Nyman y yo tenía la idea de Love Is a Bourgeois Contract, así que ajustamos la base a mi letra. Axis tenía letra en un principio, pero no era muy buena, y decidimos que fuese instrumental; fue Stuart quien nos hizo grabar algunas voces para finalmente incluirlas. Fluorescent, que cuando Chris me presentó en maqueta se llamaba Fluorescence, me gusta mucho porque me recuerda a Visage. Y la letra es como de Bryan Ferry en la época de Avalon. Thursday empezó siendo un tema instrumental, que Chris tituló Thursday Night Special. Tuve que pensar en una letra que encajase con ese título, y me pareció un gran reto, porque en principio no es un día de la semana que te inspire muchas cosas. Al pensar en que los jueves en Londres la gente sale mucho a los clubs, nosotros incluidos, me vino el estribillo a la cabeza.

SHANGAY ⇒ ¿Seguís saliendo a bailar?
NEIL TENNANT ⇒ Ya no tanto, pero de vez en cuando sí. Cuando estamos de gira casi nada, porque debemos reservar todas nuestras energías para los conciertos.

Continúa la entrevista, pasa página

SHANGAY ⇒ Cuando salís, ¿prestas atención a la música que pinchan para descubrir cosas nuevas?
NEIL TENNANT ⇒ Yo descubro la música sobre todo a través de iTunes, eMusic y de programas como Night Waves en la BBC Radio 3. Y en los días que hemos pasado en Barcelona me he comprado varios discos gracias al streaming de la aplicación de Sónar. Me gusta la música de clubs, pero también el ambient electrónico. Me interesan mucho artistas como Johan Johansson y Ólafur Arnalds. Y en Sónar he conocido por fin personalmente a Diamond Version [proyecto de Alva Noto y Byetone], con los que he grabado un tema, aunque todavía no está terminado.

SHANGAY ⇒ ¿Qué te parece que el house de los 90 vuelva a estar de plena actualidad?
NEIL TENNANT ⇒ Era algo inevitable, pienso. Lo que más nos gusta de las producciones house de finales de los 80 y primeros 90 es su amplitud; nosotros hemos intentando en nuestros últimos discos lograr algo parecido, que haya mucho espacio entre los distintos elementos que usamos; no comprimir los sonidos, que puedan respirar, como sucede en el dub también. Llevo años intentando, por ejemplo, que nos remezcle Carl Craig. Le pedimos recientemente que remezclase Vocal, pero no pudo ser… El problema surge ahora: después del revival house de los 90, ¿queda algo por rescatar? El trance también lo están reivindicando muchos artistas de r’n’b y hip-hop, el tribal también vuelve a estar de plena actualidad… ¿Qué se puede rescatar de la década pasada? ¿Qué dejaron los primeros años del nuevo siglo que merezca la pena reivindicar? Será interesante de ver.

SHANGAY ⇒ ¿Qué opinas del éxito de nuevos grupos como Disclosure y Rudimental?
NEIL TENNANT ⇒ Me encanta, es un momento excitante en las listas británicas. Disclosure han sido número uno sin ir más lejos. Siento que suponen una alternativa a ese sonido que los americanos llaman EDM, y que en realidad para nosotros es simplemente el pop del momento. Un estilo muy comprimido y nada sutil, bastante feo en mi opinión. Rihanna es de las pocas que han logrado encadenar un puñado de grandes singles dentro de ese estilo. El día que lance un recopilatorio va a ser maravilloso.

Cualquier tema me interesa más para inspirarme que yo mismo

SHANGAY ⇒ Vosotros seguís apostando por el formato de larga duración, creéis en el álbum tanto como en los singles…
NEIL TENNANT ⇒ Aunque nuestros singles no tienen la misma relevancia que antes. Como llevamos tanto tiempo en esto nos cuesta que nos programen en las emisoras de radio, algo que me molesta profundamente. Porque si un single tuyo se considera bueno no veo por qué no va a sonar en la radio solo por cuestión de edad. Cuando lanzamos Love etc., hace cuatro años, el programador de [BBC] Radio 1 dijo que le parecía una canción excelente, pero que no la pondrían porque era de Pet Shop Boys, que son mayores. No es fácil tener que enfrentarte a la discriminación por tu edad; que aunque hagas música que suena absolutamente actual te dejen de lado por considerarte demasiado mayor. Es irritante. Sobre todo en un momento como el actual, en que por primera vez puedo decir que me desagrada casi todo el pop que escucho, que en general es terrible y muy limitado. La mayoría de las melodías que suenan en la radio parecen inspiradas en canciones de cuna.

SHANGAY ⇒ ¿De ahí que en Elysium incluyerais una canción tan crítica como Ego Music?
NEIL TENNANT ⇒ Efectivamente. ¡Es que hay demasiados artistas con unos egos sorprendentemente desarrollados! Espero no sonar como un señor mayor amargado por decirlo, pero es que quienes presumen tanto de ego en su música me producen vergüenza ajena. Es, obviamente, una cosa generacional; ahora mismo mucha gente piensa que no hay tema más interesante que uno mismo. Yo opino lo contrario, cualquier otro tema me interesa más para inspirarme. Aunque a veces utilice experiencias propias para nuestras canciones, lógicamente.

SHANGAY ⇒ ¿Hay alguna especialmente personal en Electric?
NEIL TENNANT ⇒ Vocal. Me inspiré en experiencias maravillosas que he tenido en discotecas, en esas ocasiones en que sales con amigos, llegas a la pista y te invade un calor especial y una sensación de unidad con la gente muy fuerte. En el resto de letras he imaginado mucho. La gente ejercita la imaginación menos de lo que debería.

EL LADO AGRIDULCE DE LAS COSAS

SHANGAY ⇒ Recientemente falleció Peter Rauhofer, con quien grabasteis en su día una estupenda versión del clásico house Break 4 Love
NEIL TENNANT ⇒ Una gran pérdida. Para mí fue shock cuando me enteré de que estaba tan enfermo, muy poco antes de morir. Solo nos habíamos vuelto a ver una vez tras grabar juntos, pero admiraba enormemente su trabajo. Todos esos remixes impresionantes de Club 69…

SHANGAY ⇒ También nos dejó hace apenas un año un gran colaborador vuestro, el fotógrafo Eric Watson, responsable de tantas imágenes y vídeos icónicos de Pet Shop Boys.
NEIL TENNANT ⇒ Otro shock inesperado. Había estado muy enfermo, pero la última vez que le vi estaba muy recuperado. De repente, un ataque al corazón… Cuando hicimos el libro Catalogue decidimos utilizar en portada un retrato de Chris que firmó él. Era un gran artista, y siento que se ha convertido en un referente cuyo trabajo sirve de inspiración a las nuevas generaciones.

SHANGAY ⇒ ¿Se hace duro ver que gente de vuestro entorno, relativamente joven, muere?
NEIL TENNANT ⇒ Lo es. Aunque tenemos que sentirnos afortunados por estar aquí. Es terrible que Peter Rauhofer o Eric hayan fallecido, pero no es algo que veamos continuamente. Sobrevivimos a la gran crisis del sida, de mediados de los 80 a mediados de los 90, para mí el periodo más terrible que recuerdo, porque perdí a muchísimos amigos. Being Boring –y gran parte de Behaviour– lo inspiró esa situación. La muerte siempre ha estado reflejada en la música de Pet Shop Boys. Es algo de lo que me he dado cuenta en esta gira: tenemos muchas canciones que hablan de poder y otras muchas en que aparece la muerte. Según cumples años piensas más en ella, inevitablemente.

Por primera vez puedo decir que me desagrada casi toda la música pop que escucho, que es terrible en general y muy limitada

SHANGAY ⇒ A las jóvenes estrellas pop se las conoce tanto por sus singles como su vida ‘privada’. ¿Qué te parece esa realidad?
NEIL TENNANT ⇒ Creo que a las estrellas pop se las debería conocer por sus singles y punto. Te lo dice alguien que creció en los sesenta, una época en la que cada semana se publicaba al menos un single maravilloso, si no varios. También recuerdo lo placentero que era escribir sobre los singles que iban publicando New Order en los ochenta, cuando trabajaba en Smash Hits. Desde que los ‘reality shows’ y el pop se han encontrado se dan fenómenos muy extraños. Se da por hecho que todo el mundo tiene vidas interesantes… Richard Burton y Elizabeth Taylor las tenían, Brad Pitt y Angelina Jolie también, incluso Tom Cruise, en su rareza, la tiene. Después hay demasiada gente increíblemente convencional a la que se le presta más atención de la que merece.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo habéis logrado Chris y tú mantener a buen recaudo vuestra privacidad?
NEIL TENNANT ⇒ Porque decidimos que fuera así. Quien quiere mantener su vida privada alejada de los medios y las redes sociales puede hacerlo. Hoy día se incita a todo el mundo a hacer lo contrario. Cualquiera actúa como una celebrity, cuanto más pública sea la vida de uno, mejor, parece ser. ¿Para qué? ¿Por qué contarle a ochenta seguidores en Twitter lo que vas a comer? ¿Para qué ponerte en contacto en Facebook con supuestos amigos a los que en realidad no quieres ver? Aunque somos conscientes de que el hecho de ser tan reservados juega en nuestra contra a nivel profesional.

SHANGAY ⇒ ¿Te arrepientes de esa decisión?
NEIL TENNANT ⇒ En absoluto. Desde siempre he preferido a las personas famosas que fomentan cierto nivel de misterio. Por eso resulta tan emocionante que de pronto David Bowie lance un nuevo disco. No sabemos mucho de su vida, y tampoco hace falta. Lo que está claro es que actuar así le hace una figura más poderosa. Para mí el único inconveniente de girar por el mundo en la actualidad es que allá donde vamos nos fotografían constantemente, y no lo puedo soportar. La gente invade tu espacio personal sin ningún tipo de respeto, antes no era así.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo lográis seguir entusiasmándoos con cada nuevo lanzamiento?
NEIL TENNANT ⇒ El propio proceso creativo te estimula. Vemos cada nuevo lanzamiento como una gran oportunidad de crear un todo. Por eso incluso seguimos editando CD singles, algo que mucha gente no entiende. Lo cierto es que se venden muy bien, aunque solo los encuentres en Amazon. A nuestros fans les gusta que lo hagamos, y a nosotros nos gusta que les guste. Estamos más ocupados que nunca, nos sentimos con muchísima energía en este momento. Nos resistimos a que nos marginen, por eso no paramos; Chris y yo disfrutamos trabajando juntos y vamos a seguir demostrándolo. Creo que el público, sea de la generación que sea, sabe reconocer la música con calidad y hecha con ganas cuando la escucha. Ojalá dentro de diez años volvamos a Sónar a tocar y siga siendo así.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.