11/12/2019

Ian McKellen: “Salid del armario sin miedo”

1 septiembre, 2015


Sir Ian McKellen, el pasado viernes 28 de agosto en Manchester

“¿Ha venido algún periodista ruso?”. Es lo primero que pregunta Sir Ian McKellen tras presentarse a los sorprendidos comensales con los que va a compartir mesa en el coqueto Richmond Tea Rooms de Manchester. Formamos parte de un grupo de prensa internacional invitado a vivir el Orgullo, y aunque sabíamos que McKellen había sido nombrado Grand Marshal y que abriría el desfile del sábado 29 de agosto, nadie nos dijo que comeríamos con él un día antes.

Formalidades, las justas. El celebérrimo actor se quita según entra el sombrero, que incluye una cinta con los colores del arcoíris –lo lucirá también en el desfile–, se sienta y ataca un enorme trozo de tarta. “Es la segunda vez que me nombran Grand Marshal del Orgullo de Manchester, la primera fue hace cinco años”, recuerda. “Aunque crecí en Bolton, siempre me he sentido muy unido a esta ciudad, por lo radical que ha sido siempre en todos los sentidos. Aquí se ha tenido siempre un espíritu muy reivindicativo, y se ha creado un teatro muy radical también”.

No fue esta una entrevista al uso, sino una agradable y distendida charla con el genio de la interpretación y gran activista LGTB, en torno a una mesa llena de pequeños sándwiches, dulces… y fish and chips. El actor, tan conocido por haber dado vida a personajes inolvidables como Magneto, Gandalf, James Whale o más recientemente Sherlock Holmes, se mostraba especialmente orgulloso de formar parte activa en la 25ª edición del Manchester Pride. “Me alegra que podáis comprobar lo bien que se trata a la gente gay en el Reino Unido”, afirmaba con una gran sonrisa. “¿Entonces no ha venido nadie de Rusia?”. No, pero sí había en el grupo un periodista llegado de China. Enseguida se interesó por la –complicada– situación de los homosexuales en aquel país. Y lamentó profundamente que en una ciudad como Beijing no se pueda celebrar un desfile como el de Manchester. “Aquí el Orgullo está muy arraigado en la ciudad. Y en él participan también muchas familias heterosexuales, con sus hijos y sus perros. Hay mucho celebrar: que somos gays, que tenemos familiares o amigos que lo son, etc. Y también debemos recordar todos esos sitios en los que no hay desfiles del Orgullo”.


«EL MATRIMONIO GAY ES INEVITABLE QUE SE LEGALICE EN TODAS PARTES, Y CUANTO ANTES, MEJOR»


Su compromiso con la lucha por la mejora de los derechos gays en el mundo está muy bien documentado. Al hacer memoria sobre alguna de sus experiencias inolvidables, recuerda enseguida una concreta. “Me enorgullece haber tenido el privilegio de hablar en su día con Nelson Mandela, al que pedí que incluyera en la constitución de Sudáfrica que fuese ilegal discriminar a las personas homosexuales, y así lo hizo. En otros países de África la situación es muy distinta, terrible. Y en un lugar tan cercano como Irlanda del Norte el matrimonio homosexual todavía no está legalizado. Son cuestiones que conviene tener en mente a la vez que disfrutamos y celebramos los derechos ya conseguidos en el mundo. Porque el matrimonio gay es inevitable que se legalice en todas partes, y cuanto antes, mejor”.


Ian McKellen abrió a pie el desfile del Manchester Pride el sábado 29 de agosto

McKellen afirma disfrutar enormemente participando en los desfiles del Orgullo. “Son días que pueden cambiar la mentalidad de mucha gente. Y que contribuyen a que más y más gente salga del armario al reconocerse en la gente que ven pasar”. Recientemente, ejerció como Grand Marshal en el desfile del Orgullo de Nueva York, y también lo recuerda como una gran experiencia. “El Tribunal Supremo acababa de declarar constitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo, te puedes imaginar cómo fue esa celebración”. Por el contrario, se enerva al pensar en cómo las instituciones religiosas ponen trabas al matrimonio igualitario. “Cuando yo estaba creciendo, Dios no tenía una opinión sobre la gente gay. Cuando empezamos a alzarnos, algunos cristianos corrieron a la Biblia para ver cómo justificar que Dios nos nos quería. Inconcebible”.


Junto a Mark Fletcher, director del Manchester Pride

Su compromiso con la organización benéfica Stonewall UK data de sus orígenes, hace 26 años, dado que él fue uno de sus creadores. “Diez lesbianas y diez gays la concebimos. Me parece increíble hasta dónde hemos llegado con ella. Y lo mejor de todo es que nuestros logros se han obtenido sin ningún tipo de violencia; no se puede decir lo mismo de todas las luchas relacionadas con los derechos civiles de las minorías. Es que nosotros somos gente realmente maja”. Provoca una carcajada generalizada con su empática afirmación, lógicamente. Y enseguida se vuelve a poner serio. “Pero que las leyes cambien para mejor no significa que lo hagan los prejuicios de ciertas personas”. Ian McKellen continúa participando activamente con Stonewall UK en todo tipo de actos, ya sean charlas u Orgullos. “Me llevan por las escuelas de todo el Reino Unido para recordar a los estudiantes que no se puede discriminar en base a la sexualidad, el género o la raza. Y me alegra ver que cada vez se trata con más respeto a los profesores y estudiantes que son abiertamente gays”. Su optimismo no cesa. “Nuestra sociedad se dirige a un futuro en que cualquier homosexual estará fuera del armario y será feliz. Hay que salir del armario sin miedo”.

Invita a aquellos homosexuales en el armario a salir de él sin miedo, aunque no niega que él lo tuvo cuando tomó la decisión de hacerlo. “Pensé que podría perjudicar mi carrera; todo el que tomaba la decisión en aquel tiempo lo temía, ya fuesen políticos, sacerdotes, profesores… Tonterías”. Que se lo digan a él, que predica con el ejemplo. “Mi carrera despegó cuando salí del armario”. Y desearía que fuese así en todos los ámbitos profesionales. “Todavía no hemos visto a un futbolista reconocido salir del armario. En el mundo deportivo se nota que el miedo sigue siendo mucho a la hora de reconocer que uno es gay”.


«MI CARRERA DESPEGÓ CUANDO SALÍ DEL ARMARIO»



El orgulloso sombrero de Ian McKellen

Agradece que su actitud pueda servir de ejemplo a otras personas, aunque no se siente en absoluto un modelo a seguir. “No soy un líder, solo una persona homosexual dispuesta a ayudar a todo el que pueda. Soy ese actor que se declaró abiertamente gay, y que anima constantemente a otras personas a ser como son. Una vez estás fuera del armario, es lógico que conectes con muchas personas que están en situaciones parecidas a las que has vivido, y tu discurso se politiza necesariamente. Porque salir del armario sigue siendo un acto político, aunque no debería serlo”.

De lo único que no le apetecía hablar era de su presente profesional. Ni hubo forma de sacarle proyectos inmediatos. “Aquí estamos de celebración, no es el momento de hablar de trabajo”. ¿Recuerda alguna vista a Madrid, al menos? “Sí, iba a hacer un Shakespeare con la Royal National Theatre. Pero hubo una huelga de trabajadores en el teatro y se cancelaron todas las funciones. Así que tuve cuatro días para disfrutar de la ciudad. Recuerdo que una noche salí, me fui a una discoteca a eso de la 1,30h y era el único allí. Así descubrí que en Madrid se sale muy tarde… ¿Alguien me acompaña a fumar?”.


Ian McKellen posa junto a nuestro redactor jefe a la entrada de Richmond Tea Rooms, en pleno Gay Village

AGRADECIMIENTOS: VISITBRITAIN.COM, VISITMANCHESTER.COM Y MANCHESTERPRIDE.COM


x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.