26/05/2018

Hablamos con Carly Rae Jepsen, la estrella del Orgullo Gay de Brighton

8 agosto, 2016
8

La única entrevista que concedió Carly Rae Jepsen en el Orgullo LGTB de Brighton fue a Shangay. Un auténtico lujo, y una muestra más de lo unida que se siente a su público gay. Minutos antes de su actuación como cabeza de cartel, pudimos charlar con ella en la zona del backstage de Preston Park, una vez estaba ya vestida y maquillada. Porque sí, no puede evitar ser muy coqueta, aunque asegure que no deja que las presiones externas le influyan.

La responsable de uno de los grandes discos pop del año pasado, Emotion, nos cuenta en primicia sus planes inminentes y explica por qué le parece tan importante apostar por la visibilidad gay.

SHANGAY ⇒ ¿Qué nos puedes avanzar del álbum que estás preparando?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Estoy en el momento más emocionante para mí, el de componer las canciones. Tengo muchas ideas, que nunca sabes dónde te van a llevar. Es un proceso que disfruté mucho creando Emotion, y ahora está siendo igual.

SHANGAY ⇒ ¿Tienes claro cómo va a sonar?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ Mi principal inspiración es la música disco. Quiero sacar a la Donna Summer que llevo dentro. No tengo ni idea de por qué me ha dado por ahí, porque no crecí escuchando música disco, en casa se escuchaba sobre todo folk. A mi madrastra sí le gustaba el rollo disco, quizá por eso me está saliendo ahora.


“Es un honor que la comunidad gay me haga sentir tan bienvenida”


SHANGAY ⇒ ¿Eres consciente del revival disco que se está viviendo ahora mismo?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ En el Reino Unido es increíble. De hecho, si para el disco anterior mi editor me recomendó que fuese a grabar a Suecia, en busca de un sonido ochentero, ahora me ha recomendado que pase un tiempo en Londres, y en ello estoy. Allí son unos sibaritas para el sonido disco.

SHANGAY ⇒ ¿Has estado también en Suecia recientemente?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Sí, he colaborado con varios compositores, entre ellos Patrick Berger, con el que estaba deseando trabajar. Está siendo todo muy excitante.

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo esperas publicar el disco?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ Ni idea. Como sé lo que es sacar un álbum deprisa y corriendo, no es algo que quiera volver a vivir. Así que no me he puesto fecha tope. Si lo termino pronto, mejor, pero si veo que no, como soy muy tozuda, seguiré trabajando hasta que esté completamente satisfecha.

SHANGAY ⇒ Emotion se merecía un mayor éxito comercial. ¿Te frustró que no lo tuviera?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ En absoluto, me superó la reacción que tuvo. Era un proyecto muy personal en el que me dejé la piel, y tuve claro desde el principio que lo importante era sentirme orgullosa de él, independientemente de lo que la gente pudiera pensar. En mis conciertos veo que hay mucha gente que celebra el sentimiento festivo de esas canciones, y las canta como si les fuera la vida en ello. No puedo pedir más.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué quisiste grabar un disco tan ochentero?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ A raíz de ver a Cyndi Lauper actuar en un festival en Tokio. Me pareció un gran ejemplo de mujer que ha sabido mantenerse en el mundo del pop sin que la edad la haya frenado. Yo quise, a mis treinta, hacer un disco que sonase atemporal y clásico, que pudiera haber grabado a esa edad o a otra. Es mi manera de decir que quiero seguir dedicándome a esto, y que no por el hecho de no ser ya tan joven tengo que renunciar a la música que me gusta.

SHANGAY ⇒ ¿Sientes esa presión que parece obligar a que las artistas pop tengan que ser eternamente jóvenes y sexys?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Es una presión que está ahí, y que yo he decidido ignorar. Mis referentes son Robyn o Cyndi Lauper, artistas que rompen con lo establecido, cuya edad es lo de menos. Espero ser como ellas en el futuro [risas].

¿Qué pintaba Tom Hanks en el vídeo de I Really Like You? Pasa página

SHANGAY ⇒ ¿No fue muy raro que la estrella del vídeo de I Really Like You fuese Tom Hanks?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Fue raro a propósito. Me parecía que una canción con un componente deliberadamente ‘pasteloso’ no podía tener el típico vídeo de chico conoce chica, había que potenciar un rollo absurdo. Cuando me dijeron que Tom Hanks lo haría, me parecido tan raro como maravilloso. Y más aún que lo hiciera sin cobrar; nos cedió su tiempo desinteresadamente, una generosidad que no es nada habitual en el mundo de las celebrities.

SHANGAY ⇒ El Pride de Brighton no es el primero en el que actúas, ni mucho menos… ¿Por qué disfrutas participando en Orgullos?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Porque me entran siempre unos nervios muy especiales antes de mi actuación. Para mí es muy especial cantar para mis fans gays. Cuando salí de gira con Emotion fue emocionante comprobar cómo había cambiado mi público desde que lancé Kiss, con un porcentaje muy alto de fans en la comunidad gay. Es un honor que me hagáis sentir tan bienvenida, es el gran regalo que me da dado mi último álbum.


“Me resisto a pensar que todavía haya quien no entienda que ‘love is love”


SHANGAY ⇒ ¿Por qué apostaste desde el principio por un compromiso tan claro con la lucha por los derechos LGTB?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ Porque me resisto a pensar que todavía haya quien no entienda que ‘love is love’. Y no puedo callarme cuando es algo que me parece tan importante que se respete. Creciendo en Canadá, viví muy de cerca la lucha de uno de mis mejores amigos, Brandon, que es gay, y al que su familia no aceptaba como es. Su viaje me tocó mucho, y desde entonces me identifico mucho con esas historias.

SHANGAY ⇒ ¿Qué aprendiste de él?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Que hay que ser muy fuerte incluso en los momentos más duros. Uno siempre puede elegir su familia, más allá de los vínculos de sangre, y merece la pena luchar por rodearte de gente dispuesta a acompañarte en tu viaje.

SHANGAY ⇒ ¿Ha crecido mucho esa familia que tú has elegido para acompañarte en la música?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ Desde el primer disco esa familia la forman mis músicos y el resto de mi equipo. Somos prácticamente los mismos desde el principio, y nos queremos mucho. Hasta el punto de que pasamos juntos mucho tiempo incluso cuando no estamos trabajando, realmente son mis mejores amigos. No fue fácil dar con este equipo, pero cuando logré formarlo hace unos cinco años vi claro que no me quería separar de ellos.


“Quiero sacar a la Donna Summer que llevo dentro”


SHANGAY ⇒ ¿Recuerdas dónde estabas el día de la masacre de Orlando?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ En Los Ángeles. Tocaba en el Orgullo al día siguiente. Fueron días de mucho caos, porque además apareció aquel coche cargado de explosivos allí justo la mañana del Pride, y no sabíamos si tendríamos que cancelar… Pero decidimos que no podíamos hacerlo, había que dar la cara y demostrar con actos lo que sueles decir con palabras.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo fue ese Orgullo?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ Muy emotivo. Lo más positivo es que todos salimos muy reforzados de aquella experiencia. Me había pasado la mañana llorando, y no sabía cómo saldría el show. Pero dar y recibir tanto amor fue en cierto modo sanador.

¿Cómo vivió el fenómeno Call Me Maybe? Pasa página

SHANGAY ⇒ Call Me Maybe es uno de esos fenómenos que probablemente se dan solo una vez en una carrera. ¿Te preocupa no volver a tener un éxito similar?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ ¡No! Estoy muy agradecida a esa canción, porque me ha permitido no tener que preocuparme por esa presión nunca más [risas]. A mí me interesa mucho más el arte que la popularidad. 

SHANGAY ⇒ ¿Por eso te prodigas lo justo en actos promocionales y eventos?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ Intento mantenerme todo lo al margen que puedo. Es lo que menos me atrae de este mundo, porque me gusta tener mi privacidad y llevar una vida lo más normal posible. Así que yo me pongo ante los focos solo cuando es necesario. Pero mi popularidad es muy llevadera, porque la gente me trata siempre muy bien.

SHANGAY ⇒ ¿Qué fue lo mejor y lo peor del éxito de Call Me Maybe?
CARLY RAE JEPSEN
 ⇒ Lo mejor, la aventura en la que me embarcó. Lo peor, el miedo a que la gente pensara que no podía hacer otro tipo de música. Al final, ese miedo resultó ser un estímulo muy positivo para luchar contra cualquier etiqueta que quisieran ponerme, me ayudó a crecer.

SHANGAY ⇒ ¿Tu corte de pelo actual tiene algo de coqueteo con la androginia?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Llevaba mucho tiempo soñando con llevar el pelo corto. Quería parecerme a Audrey Hepburn, aunque creo que no me salió bien [risas]. No, es broma, no quería parecerme a ella, solo quería un cambio. La vida es corta, así que hay que atreverse con todo lo que te pide el cuerpo.


“Mis referentes son Robyn o Cyndi Lauper, artistas que rompen con lo establecido, cuya edad es lo de menos”


SHANGAY ⇒ ¿Tienes libertad absoluta para decidir sobre cualquier aspecto relacionado con tu imagen, o tienes que escuchar opiniones ajenas?
CARLY RAE JEPSEN 
⇒ Lo controlo todo yo. Recuerdo que en otros momentos de mi vida era yo la que preguntaba a gente de mi discográfica si me recomendaban algún look para unas fotos o un vídeo. Eso es historia. Por eso en ocasiones vuelvo loca a mi discográfica, soy bastante imprevisible.

SHANGAY ⇒ ¿Es un ejemplo de la confianza que has ido cogiendo en ti misma con los años?
CARLY RAE JEPSEN
⇒ Sí, porque cada año que pasa siento que tengo más control sobre mi proyecto. Soy consciente del poder que tengo, y aunque es importante contar con un equipo que te ayude, lo principal es tu visión. Si no puedes controlar tu cuerpo, tu imagen y tu música, ¿cómo iba a creerse nadie lo que haces?


EL ÁLBUM EMOTION ESTÁ EDITADO POR UNIVERSAL.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.