27/05/2018

4 razones por las que Bimba Bosé fue única

23 enero, 2017
2

1. Revolucionó el mundo de la moda

Convirtió sus rasgos andróginos en su sello de identidad como modelo. Bimba supo mezclar lo femenino con lo masculino como pocas personas y consiguió convertirse en uno de los referentes de esta tendencia, cada vez más arraigada, que juega con la ambigüedad de la identidad sexual. Su amigo David Delfin apreció desde muy pronto el exotismo de la madrileña y la convirtió en su musa, encumbrándola en el mundo de la moda. Su altura cercana al 1’80 y sus medidas 88-62-90 cm. han desfilado por las pasarelas más importantes del mundo y han sido retratadas por fotógrafos de primer orden como Steven Meisel y Mario Testino.


Las pasiones de Bimba la hicieron única, pasa página

2. Vivió su pasión por el arte hasta el final

A Bimba le interesaba el arte en todas sus facetas y quiso explotarlas. Por eso, además de modelo, ejerció como DJ, diseñadora, actriz y cantante con bastante solvencia. En el terreno musical formó el grupo The Cabriolets en 2006, con el que dos años más tarde lanzaría su primer disco, Demo. A este le seguirían los álbumes Close (2010) y El feo (2012). Sin embargo, sus intervenciones musicales más populares fueron de la mano de su tío Miguel Bosé, interpretando Como un lobo a dúo para Papito (2007), y como concursante del talent show Levantate All Stars (2016), junto a su amiga la cantante Silvia Superstar.

En ficción tuvo pequeñas apariciones: en las película El cónsul de Sodoma, en Julieta de Pedro Almodóvar, en la serie La que se avecina y en el corto Run a way (2012) dirigido por su ex marido Diego Postigo. Sin duda, fue una artista polifacética.


El entorno de Bimba la hizo única, pasa página

3. Su carisma la hizo única en España

Fue famosa desde su nacimiento por formar parte del clan de los Bosé, saga de toreros y artistas cuyos miembros se criaron en los más selectos ambientes culturales. Sin embargo, Bimba fue uno de los exponentes necesarios para la reinvención del clan. Siempre apostó por la libertad, el respeto, la diferencia y, sobre todas las cosas, por disfrutar de la vida. Su grupo de amigos, muy ligado a la cultura queer, era buena muestra ello: Alaska, Mario Vaquerizo, Bibiana Fernández o Antonia San Juan eran íntimos, y fueron algunos de sus amigos más famosos. Su personalidad arrolladora le procuró miles de seguidores, también en redes sociales.


Su valentía la hizo única, pasa página


4. Valiente en la lucha contra el cáncer

“¿Qué noticia? Estáis todos muy equivocados. No es así. Ese es el problema. Siempre he tenido cáncer desde hace dos años, no os enteráis de nada. Me veis bien y pensáis que estoy curada”. Con estas declaraciones en Lecturas el pasado mes de junio, Bimba negaba la recaída con la que se especulaba porque “nunca” estuvo curada. Con esa combatividad reconocía tener “metástasis en huesos, hígado y cerebro”, y volvía a demostrar que llamaría a las cosas por su nombre e iría siempre de frente para acallar rumores. En los últimos tiempos, además de apoyar a su amigo David Delfín, se la ha podido ver en campañas de lucha contra el cáncer de mama y desarrollando su vida con normalidad dentro de lo posible. Incluso su imagen de perfil de Facebook fue durante muchos meses una foto con un pañuelo, señal de que había iniciado un tratamiento que, por desgracia, ha resultado insuficiente. Siempre valiente.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.