23/07/2018

La primera película gay de la historia del cine

13 abril, 2018
337
Léetelo en 3 minutos

Hace exactamente un centenar de años, en 1918, se abolió la censura en la antigua República de Weimar, por lo que justo un año después se produjo la conocida como primera película que retrata la homosexualidad masculina de forma positiva. Bajo el título Anders als die Andern (diferente a los demás), se pretendía alentar a la población a estar en contra del párrafo 175 del Código Penal alemán, que convertía la homosexualidad en delito por aquel entonces. ¿Qué decía aquel polémico artículo?

“Hay que basarse en que la opinión pública alemana considera la relación sexual entre hombre y hombre como un error, que es capaz de arruinar el carácter y destruir el sentido de la moral. Si este error se extiende, lleva a la degeneración del pueblo y a la decadencia de sus fuerzas”.

El filme, dirigido por Richard Oswald, fue guionizado por Magnus Hirschfeld, uno de los sexólogos más importantes de la historia, quien interpreta un pequeño papel en la película. A decir verdad, la mayoría del equipo responsable de la película era homosexual, lo cual convirtió la filmación en algo revolucionario y peculiar. Obviamente, supuso un escándalo en la república alemana, que no tardó en reinstaurar la censura, en 1920, y con ello se invisibilizó la película (solo se permitía su visionado a médicos e investigadores). La era terrorífica del nazismo provocó la quema de todas las copias de Diferente a los demás, la huida de todo el equipo responsable e incluso la destrucción del Instituto para el estudio de la sexualidad del mismo Hirschfeld. La película se creía perdida, hasta que en los setenta se descubrió una copia en el museo de la ciudad de Múnich. A partir de este momento, el filme volvió a popularizarse e incluso se proyectó en el primer Festival de Cine Gay-lésbico de Frankfurt.


Alemania indemniza a los condenados homosexuales por el artículo 175 del Código Penal


Aunque parezca mentira, la criminalización de la homosexualidad no fue eliminada del Código Penal hasta 1994, tres cuartos de siglo después de que se estrenase la película. En esta obra de Oswald, impacta la forma en la que se refleja la vivencia gay en una filmación de principios del siglo pasado. Para hacernos una idea, el propio Hirschfeld, que hace también el papel de un sexólogo, argumenta lo siguiente:

“No debéis condenar a vuestro hijo porque sea homosexual, él no debe ser culpado se su orientación. No está mal, ni debería ser un crimen. De hecho, no es ni siquiera una enfermedad, simplemente una forma diferente, y una que es habitual en la naturaleza […] El amor por alguien de tu mismo sexo no es menos puro que el amor por el sexo opuesto. Esta orientación se puede encontrar en todas las capas de la sociedad y entre personas respetables. Aquellos que dicen lo contrario provienen de la ignorancia y los prejuicios”.

A continuación, te enseñamos nuestro fragmento preferido de la película… ¿Te animas a verlo?

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.