5 marzo 2021

El Escorial: un lugar que respira historia con mil secretos (de todo tipo) por descubrir

El ‘capricho’ de Felipe II fue residencia real de verano de monarquía española. Es el destino perfecto al que nunca te cansarás de ir. Te damos las claves para que le saques todo el jugo: arte, historia, naturaleza, gastronomía…

San Lorenzo de El Escorial es una joya que es Patrimonio Mundial de la Comunidad de Madrid. Como Aranjuez o Alcalá de Henares, es un lugar lleno de historia y un destino imprescindible con mil secretos que descubrir. Tanto el Monasterio como el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial fueron declarados Patrimonio Mundial por la Unesco en 1984.

El Monasterio y el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial simbolizan la expresión ideológica y artística que influyó en la evolución de la arquitectura, las artes monumentales y el diseño del paisaje durante el Siglo de Oro español. Su trazado actual –de finales del siglo XVIII– lo convierte en uno de los ejemplos más representativos de Real Sitio (ciudad residencial de la corte) desarrollado por la monarquía como reflejo de su poder.

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial es un prodigio arquitectónico. Así se señala en la declaración como Patrimonio Mundial de la UNESCO. La fachada principal, orientada al oeste y con 207 metros de longitud, tiene dos portones laterales que se corresponden con la entrada al colegio Alfonso XII y al convento agustiniano. Encima queda un cuerpo de columnas jónicas, entre las que destacan el escudo familiar de Felipe II y una gran estatua de San Lorenzo, tallada en granito, por Juan Bautista Monegro.

Las obras artísticas son uno de los aspectos más destacables de este sitio. Sus pinturas, esculturas, cantorales, pergaminos, ornamentos litúrgicos y demás objetos suntuarios, sacros y cortesanos hacen que sea también un museo. Su compleja iconografía e iconología ha merecido las más variadas interpretaciones de historiadores, admiradores y críticos.

Casita del Príncipe. El Escorial. Jardín

Pero hay mucho más. Si de algo se disfruta también en el Monasterio de San Lorenzo es de los hermosos jardines, de acceso gratuito (algo poco común en Europa) y todo un regalazo para los visitantes.

Estos jardines (Jardín Privado del Rey, de los Frailes y Jardín de los Convalecientes) albergaban numerosas variedades de plantas traídas del Nuevo Mundo, muchas de ellas plantas medicinales.

En su interior, el Claustro del Monasterio o Patio de los Evangelistas, presentaba una colección de distintas variedades florales que, gracias a la óptima orientación de este espacio, invitaba a su disfrute hasta en el frío invierno. Tanto la jardinería como la botánica son muestra del esmerado y especializado trabajo que hicieron los jardineros de entonces y cuya labor continúa hoy, con el mismo empeño y cuidado, por el personal del Monasterio.

Adéntrate en los recovecos del monasterio, disfruta de sus obras de arte y piérdete entre los jardines respirando uno de los aires más puros de la Comunidad de Madrid. El Escorial es uno de los viajes, dentro de la Comunidad, de visita obligada.

Pero hay mucho más: si eres amante de la naturaleza, el Arboreto Luis Ceballos, Centro de Educación Ambiental, ofrece sendas e itinerarios guiados. Hay numerosas rutas por la zona que lo convierten en uno de los destinos preferidos por los amantes del turismo activo y sostenible.

Y si quieres complacer el paladar y hacer turismo gastronómico, podrás degustar la cocina tradicional serrana, como asados de carne con D.O. Guadarrama, sin olvidar la rica oferta de restauración internacional y de cocina creativa. Aquí tienes una guía de restaurantes y lugares de tapeo.

Para más información sobre El Escorial : https://www.sanlorenzoturismo.es/

Para toda la info actualizada sobre las ciudades Patrimonio Mundial en la Comunidad de Madrid puedes visitar la web de Turismo de la Comunidad de Madrid.