16 junio 2021

Navalcarnero, una Villa Real que respira historia

Navalcarnero, junto a otros cinco municipios turísticos con encanto, forma parte del programa Villas de Madrid. Conoce estos pueblos seleccionados por la Comunidad de Madrid y disfruta de un plan perfecto. ¿A qué esperas para recorrerlos todos?

La villa de Navalcarnero se encuentra al suroeste de la Comunidad de Madrid, entre los ríos Guadarrama y Alberche. Fue fundada el 10 de octubre de 1499 y desde entonces ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos, como la segunda boda del rey Felipe IV, penúltimo rey de la Casa de Austria, con su sobrina Doña Mariana de Austria, gracias a la cual se le concedió el título de «Villa Real».

Te sugerimos que comiences tu paseo por la villa en la Plaza del Teatro, ya que resulta un lugar bello a la vez que pintoresco.

Junto a ella se abre la Plaza de Segovia, el espacio más transitado desde que la villa se creó. Aquí la actividad de los paisanos no difiere mucho de como sería en el siglo XVI. Detente un momento entre los pórticos, tómate un vino de la zona y comprenderás a qué nos referimos.

Y si te gustan los objetos artesanales, intenta pasarte el segundo domingo de cada mes (excepto julio y agosto), para aprovechar el mercado de artesanía que se celebra en la plaza.

Cerca del centro se encuentra la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, visible desde casi todos los ángulos de Navalcarnero, declarada Monumento Histórico-Artístico. Si lo tuyo es disfrutar del arte, no puedes perdértela, ya que tiene uno de los retablos barrocos más bellos de la región. Una de las mejores muestras del Renacimiento temprano de toda la comunidad.

También te recomendamos que visites la Iglesia de San José, de pequeñas dimensiones pero extraordinaria. Así como la Plaza del Pozo Concejo, un estupendo lugar para el encuentro y la convivencia tanto de los vecinos como de los visitantes. Lo moderno se mezcla con lo tradicional en estos rincones.

Además, no puedes dejar de visitar las Ermitas de Veracruz y de San Roque, esta última –curiosamente– erigida por un caballero de la orden de Santiago. La Ermita de Veracruz destaca por sus frescos y pinturas murales, que han permanecido intactas desde su realización. Desde aquí podemos dirigirnos a la plazuela del Mercado, en uno de cuyos laterales se alza la Casa de la Lonja, todo un ejemplo de casa solariega del siglo XIX.

El Museo del Vino rinde homenaje a la actividad vitivinícola, que forma parte inseparable de la identidad de Navalcarnero. Está dividido en dos espacios: la bodega, originaria del XIX , y la cueva, con exposiciones temáticas centradas en la historia de los vinos de Navalcarnero, el proceso de elaboración del vino, las bodegas locales y sus vinos y, por último, una experiencia sensorial denominada «El vino a través de los cinco sentidos».

Para más información sobre Navalcarnero.

Para más información sobre las villas de Madrid y el turismo de la Comunidad de Madrid.