6 diciembre 2021

Torrelaguna: visita un pueblo de cine (sin salir de Madrid)

Torrelaguna, uno de esos rincones que bien merecen una escapada, es famosa por ser cuna del cardenal Cisneros y villa de residencia de María Toribia, que luego sería Santa María de la Cabeza. Pero esta villa esconde secretos muy cinematográficos… ¿Te vienes?

Aquí nacieron el cardenal Cisneros y Santa María de la Cabeza, y aquí vivió San Isidro Labrador. Su casco histórico está a la altura de tan ilustres personajes.

Unos siglos después de que el cardenal Cisneros no reparara en gastos para engrandecer la Villa, Cary Grant vivió su Orgullo y pasión con Sophia Loren, con Frank Sinatra de testigo. La película trata de la invasión de España por parte del ejército de Napoleón; un grupo de guerrilleros intenta por todos los medios evitar que la artillería de gran calibre que custodiaban cayera en manos de los franceses.

Torrelaguna ha sido y es escenario de múltiples películas como: La mitad del cielo, de Manuel Gutiérrez Aragón, Amantes, de Vicente Aranda, Sangre de mayo, de José Luis Garci, o Todos lo saben, filme de 2018 protagonizado por Penélope Cruz, Ricardo Darín y Javier Bardem.

Pero no todo es cine, este pueblo cuenta también con un rico patrimonio histórico. Se han encontrado restos arqueológicos que muestran la presencia prehistórica, celtíbera, romana, visigoda e islámica en su término municipal. Con la Reconquista, Torrelaguna se incorporó a los dominios de los arzobispos de Toledo y empezó a desarrollarse como población. La toponimia parece referirse a una torre que antiguamente se erigía sobre una laguna o en las inmediaciones de ella. En la actualidad, Torrelaguna es el municipio más poblado de la Sierra Norte de Madrid.

Más ejemplos del abundante patrimonio de Torrelaguna son el Convento de las Carmelitas de la Caridad, del siglo XIX; su Iglesia neogótica; el Antiguo Hospital de la Santísima Trinidad, del siglo X, utilizado actualmente como Casa de la Cultura; la Abadía de las Concepcionistas Franciscanas Descalzas; el Palacio de Salinas, de estilo renacentista; el Palacio Arteaga, de estilo clasicista; las murallas defensivas del siglo XIV, que todavía se atisban en algunos puntos; la atalaya de Arrebatacapas –torre vigía de 12 metros e altura y 19 de perímetro construida con mampostería y argamasa mezclada con piedras– y las ermitas de Nuestra Señora de la Soledad, de San Sebastián y de San Miguel Arcángel.

Además, este precioso pueblo se encuentra a solo quince minutos de Patones de Arriba, por lo que podéis completar vuestra ruta turística con la visita a este otro pueblo de parada obligada.

Tras una pausa para un buen cocido en puchero de barro, se puede pasear por el entorno natural del Valle Medio del Jarama: un paisaje con un patrimonio hidráulico importante por haber sido la primera sede del Canal de Isabel II.

Para más información sobre el turismo de la Comunidad de Madrid.

Para más información sobre Torrelaguna.