Álex Villazán: “La edad de la ira’ quiere romper con los estereotipos”

La Joven Compañía desembarca, dentro de la programación del WorldPride, en El Pavón Teatro Kamikaze con ‘La edad de la ira’, de Fernando J. López, protagonizada por Álex Villazán. Hablamos con este último sobre la necesidad de continuar combatiendo la homofobia.

 

SHANGAY ⇒ ¿Qué nos vamos a encontrar en La edad de la ira? ¿Qué sensaciones experimenta tu personaje a lo largo de la obra?
ÁLEX VILLAZÁN ⇒ Marcos mata a su padre con una máquina de escribir, y a partir de ahí se cuenta la historia a la inversa para explicar cómo llegó a ese extremo, sobre todo cuando aparentemente no tiene ningún problema. La acción es un constante juego temporal. Un chico que busca su identidad y pelea por ella. Vive en una balsa flotando entre los diferentes estatus sociales que tiene en casa y en el instituto, y va agarrándose a donde puede. Parece complicado, pero se entenderá mucho mejor después de ir a verla [risas].

SHANGAY ⇒ Detrás del telón también se esconde un contundente mensaje contra el acoso escolar y la homofobia. ¿Cómo encajan estos dos elementos en escena?
ÁLEX VILLAZÁN ⇒ Todo pasa por Marcos. Fíjate que tiene un rol de líder, pero anda escondiendo su homosexualidad, y no se atreve a decirlo abiertamente, tampoco en casa por miedo a su ultracatólico padre. Su hermano mayor es el gran referente, su madre está ausente enganchada a la bebida, y no tiene ningún aliado ahí. En el instituto tiene una apariencia, una novia, pero en realidad le gusta su mejor amigo Raúl. Ahí se forma un trío de amistad y amor donde a cada uno le gusta el de al lado, donde se debate la función, que acaba resolviéndose de una forma muy bonita. Mientras tanto, se aborda el bullying homófobo para crear conciencia entre los jóvenes.

SHANGAY ⇒ Ahora se os brinda la oportunidad, dentro de la programación del WorldPride y gracias a la Comunidad de Madrid, de volver a reivindicar la diferencia y profundizar en este mensaje...
ÁLEX VILLAZÁN ⇒ Desde luego. Vivimos en una especie de anexión social donde continúa la homofobia y la discriminación al ‘diferente’. Y eso también combate La edad de la ira, quiere romper los estereotipos. Es una maravilla poder contarlo dentro de la programación del WorldPride, tener esta oportunidad de gritar el trasfondo de la función en un momento de tanta reivindicación. Y un lujo que sea dentro del Pavón Kamikaze.

SHANGAY ⇒ ¿Crees en el teatro como elemento de transformación de la sociedad?
ÁLEX VILLAZÁN ⇒ Totalmente. Y no es teoría, se ve reflejado. Es real, llevamos ya cinco años como compañía, y vemos a un público cambiado. Los más jóvenes vienen al teatro de forma diferente a cómo venían antes, se van educando dentro de un código teatral nuevo, fuera del que podríamos considerar tradicional. Ven tramas que les pueden afectar e interesar en primera persona, y ofrecerles algo que pueda hacer que se sientan identificados es muy gratificante. Y luego escucharles reflexionar en los coloquios es increíble, es la parte más enriquecedora de nuestro trabajo y lo que le da sentido a lo que hacemos.

SHANGAY ⇒ ¿Ves beneficioso salir del armario independientemente de cuál sea tu edad, profesión o situación personal?
ÁLEX VILLAZÁN
⇒ Creo que sí. Sobre todo porque es lo que le ocurre a Marcos, y eso que su situación es muy complicada... Aunque no tengas apoyos, busca luchar para ser él mismo y lo que quiere ser, y da igual lo que opinen los demás. Y ese es el mensaje, lo importante es conseguir la libertad de estar con quien quieres estar. Así que, definitivamente, sí.

SHANGAY ⇒ Seguramente, gracias a La edad de la ira habéis recibido multitud de mensajes de jóvenes que sufrían una situación similar a la de tu papel y que decidieron dar un paso adelante. ¿Alguna anécdota que recuerdes?
ÁLEX VILLAZÁN ⇒ Siempre contamos la misma anécdota. Un joven en un coloquio se levantó y salió del armario abiertamente delante de todos sus compañeros. Tenía 15 años, y se sintió tan identificado con la obra que nos dio las gracias y le salió del alma. Y que alguien desde el patio de butacas actúe así ya es un paso muy importante, ejemplos como este es lo que tenemos que conseguir. Y como ese muchos más casos, mensajes a través de las redes dándote las gracias por la visibilidad. 

SHANGAY ⇒ ¿Cómo afrontaste la preparación de tu personaje? ¿Cambia alguna de tus rutinas el hecho de que sea gay?
ÁLEX VILLAZÁN ⇒ Yo parto de que no tengo en cuenta la condición sexual para preparar el personaje. Marcos es gay pero podría ser heterosexual, es igual que los demás. Lo único que cambia son las situaciones vitales y conflictos sociales, pero no hay más. No porque le guste una persona de su mismo sexo lo trato de un forma u otra. No lo veía necesario, se trata de seguir la historia y, a partir de ahí, construir algo bonito. 

SHANGAY ⇒ Además de toda la actividad cultural, esta semana del WorldPride promete ser frenética. ¿Sueles participar en el Orgullo de Madrid?
ÁLEX VILLAZÁN ⇒ Siempre que puedo intento disfrutar del evento. Lo descubrí joven y es un ambiente maravilloso, le tengo mucho cariño. Y además, este año que es el WorldPride, con más motivo para echarse a las calles a pasárselo bien.


Fotos miguelangelfernandezphoto.com

LA EDAD DE LA IRA SE REPRESENTA EL 26 Y 27 DE JUNIO EN EL PAVÓN TEATRO KAMIKAZE. AL TÉRMINO DE LAS FUNCIONES HABRÁ UN ENCUENTRO CON EL PÚBLICO PARA HABLAR DE LA LUCHA CONTRA LA LGTBIFOBIA, DONDE INTERVENDRÁN, ENTRE OTROS, EL DRAMATURGO MIGUEL DEL ARCO Y JAIME DE LOS SANTOS, DIRECTOR DE LA OFICINA DE CULTURA Y TURISMO DE LA COMUNIDAD DE MADRID.