Así de sexy luce Rubén Castillero, Míster Internacional España 2017

El vizcaíno acaba de ser coronado como Míster Internacional España 2017, un título que reivindica y con el que pretende enterrar algún que otro prejuicio. Un hombre hecho a sí mismo con una figura envidiable.


Slip ES COLLECTION

Un cúmulo de circunstancias llevaron a Rubén Castillero a conquistar la banda de Míster Internacional España 2017. Representando a Vizcaya, este bilbaíno de 23 años comenzó su andadura encima de las pasarelas sin grandes aspiraciones, pero ser nombrado guapo oficial del reino le ha abierto una puerta que pretende aprovechar al máximo.

Trabaja en la noche de su ciudad natal desde que alcanzó la mayoría de edad, y oposita a nadador de rescate de salvamento marítimo, su verdadera vocación que “jamás voy a abandonar, aunque sea con voluntariado”. Nunca pensó en ganar el certamen, aunque con una sonrisa pícara –que mantiene durante toda la entrevista– confiesa que empezó a confiar en sus posibilidades cuando se presentó por segunda vez consecutiva. “Estaba en una agencia de modelos en San Sebastián, y desde allí me propusieron probar la experiencia de ir a un certamen. Después de ver que daba el perfil me dieron la oportunidad de ir a Girona [donde se celebró la edición de 2016], quedé entre los diez primeros y me dije a mí mismo que tenía que volver... Y gané”.


Slip y calcetines ADDICTED

El premio es aún más meritorio si tenemos en cuenta que, según explica Rubén, “estoy seguro de que ni mucho menos soy el prototipo de míster”. Y esta rotunda afirmación tiene que ver con su afición por los tatuajes, que ocupan gran parte de cuerpo. “Sigo pensando que fue contra todo pronóstico, y que de alguna manera rompí la barrera de la imagen. Tener las cuatro extremidades tatuadas es algo que no se había visto, y cuando me preguntaron si creía que era un hándicap respondí que para nada; la sociedad actual lleva con normalidad los tatuajes”. Su idilio con la aguja y la tinta comenzó a los 16 años y no cuenta con antecedentes en su casa, aunque sí aclara que “absolutamente todos tienen un significado. Es el único vicio que tengo, y no me arrepiento de ninguno de los que me he hecho”.

Para continuar leyendo la entrevista, pasa página

Página 1 de 2