Barcelona, ahora más que nunca

Juan Juliá, presidente del consejo de dirección de la IGLTA (International Gay & Lesbian Travel Association), rinde un precioso homenaje a su querida Barcelona, una ciudad que ha sido siempre un ejemplo de tolerancia y cuna del Orgullo LGTB en España.


Mi querida Barcelona fue atacada hace 4 días por el fanatismo y el odio. Barcelona se suma con ello a otras bellas ciudades como Nueva York, Londres, Boston, París, Orlando, Niza, Bruselas, Estambul, Estocolmo y otras muchas que han sufrido tragedias similares provocadas por la falta de humanidad, el resentimiento y la barbarie. Es muy difícil encontrar palabras de consuelo para el dolor que sentimos, para explicar esta falta de compasión. Hemos perdido muchas vidas inocentes por la crueldad infundada por el fanatismo y no es fácil encontrar alivio alguno ante una desgracia similar. Las personas obcecadas por el fanatismo sienten tal aversión por nuestro estilo de vida, nuestros valores, nuestra profunda creencia en la libertad y el respeto a la diversidad del ser humano que tratan de eliminarlas a través del miedo y el terror. Pero no lo van a conseguir.

Y estoy convencido de que no lo van a conseguir porque los barceloneses hemos vuelto a proclamarnos una vez más con un claro mensaje para contrarrestar al miedo y al terror, igual que hicieron los ciudadanos del resto de las ciudades atacadas, diciendo “No tinc por”. “No tengo miedo” fue el espontáneo y hermoso canto que dimos los barceloneses al día siguiente y en el mismo lugar de la barbarie como respuesta a todos aquellos que pretenden cubrir con un manto de oscuridad la luz que brilla de la libertad, del respeto a la diversidad, de la alegría, de la paz y el amor. No nos ganarán con mensajes amenazantes. No nos ganarán con odio. No nos van a doblegar atacando nuestras ciudades. No se van a adueñar de nosotros ni matando a nuestros seres queridos. Barcelona, como muchas otras ciudades antes, ha demostrado la actitud y la templanza que emanan de una sociedad madura que con simples gestos de coraje y bondad ha sabido reconfortar a heridos y dar cobijo, lo cual es sin duda representativo del valor y la fortaleza de una sociedad que no conseguirán destruir. 

Como presidente del consejo de dirección de la IGLTA [International Gay & Lesbian Travel Association] me gustaría lanzar un mensaje de aliento a todos los viajeros del mundo de cualquier edad, sexo, credo, nacionalidad, color de piel o comunidad de cualquier origen para que sigan viajando. Debemos seguir viajando para promover los valores que están siendo atacados. Creo firmemente que a través de la conciencia y la cercanía se combate el odio. Por eso cuando viajamos tenemos una gran responsabilidad como seres humanos: la de comportarnos de manera cuidadosa y respetuosa. Si conseguimos trasmitir allá donde vayamos un mensaje de respeto a la libertad predicando con nuestro propio comportamiento a través de la tolerancia hacia a la diversidad de toda cultura o identidad individual y colectiva, habremos conseguido abrir una enorme brecha de luz en las tinieblas del fanatismo.

Los barceloneses ya hemos recuperado nuestra vida cotidiana en libertad y el entusiasmo que nos caracterizan, ya que ese es el mejor homenaje que podemos hacerles a aquellas personas que vivían aquí o que, llegados de distintas partes del mundo, visitaron Las Ramblas con la intención de disfrutar de nuestra hermosa Barcelona y que hoy ya no están con nosotros. ¡Barcelona, te amo!
 


Juan Juliá es, además de presidente del consejo de dirección de la IGLTA, presidente de los Hoteles Axel


Más noticias de viajes, AQUÍ